Xalapa, Ver.- El Gobierno del Estado anterior mantenía una “relación pervertida” con ejidatarios del municipio de Tatahuicapan, localizado al sur de Veracruz, porque la ex administración estatal entregaba dos millones 500 mil pesos mensuales a cambio de que permitieran el uso de agua de la presa Yuribia, informó el gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares.

Debido al riesgo de que habitantes del municipio de Tatahuicapan, pudieran tomar las instalaciones de la presa Yuribia y cerrar las válvulas de ésta, para dejar sin agua potable a medio millón de habitantes de Coatzacoalcos, Minatitlán y Cosoleacaque, se le cuestionó al gobernador sobre el tema, al respecto dijo:

“No es un tema de obras, es una relación pervertida entre un grupo de ejidatarios y el gobierno del estado, esa es la realidad, les entregaban dos millones de pesos y medio mensuales en efectivo a cambio de que no tomaran la presa, eso no puede ser, eso está absolutamente fuera de la ley”.

Dejo en claro que su administración estatal atenderá los problemas de las diferentes zonas del estado y se hará hasta lo imposible por cumplir los compromisos hechos  con gente del Tatahuicapan, Zongolica y Chicontepec entre otros que se cumplan.

“Pero de ninguna manera vamos a admitir el chantaje, actuaremos conforme a la ley y si alguien toma la presa Yuribia estará cometiendo un delito, y se le tendrá que aplicar la ley y el tema de los millones de pesos es un tema que está fuera de la ley”, dijo. 

Avc