Xalapa, Ver.- La diputada local del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Rocío Pérez se deslindó de la toma de la presa Yuribia, en el sur del Estado.

Pidió a quienes la responsabilizaron de participar en la organización o toma de las instalaciones presentar las pruebas competentes, pues ella se encontraba en su domicilio al momento de la manifestación.

Aseguró que sólo con el cierre de la presa es que los habitantes de la zona han logrado beneficios para la población y descartó que se trate de un asunto de partidos, pues las demandas son de todos los habitantes de Tatahuicapan.

“Yo no tengo nada que ver en el asunto, el gobernador tendrá que probar que yo participe, porque no tengo absolutamente nada que ver. Estoy en Cosoleacaque con mi familia y el asunto de Tatahuicapan le compete al gobierno resolver”.

Consideró que Yunes Linares tiene malos informantes, pues ella no participó en la organización de la toma, y lamentó que se quiere responsabilizar a Morena de actos fuera de la ley.

Comentó que el ejecutivo está obligado a dialogar con los inconformes, “no es un asunto nuevo, y creo que el gobierno tiene que tener las puertas abiertas para concretar, es una herencia del gobierno de Javier Duarte, que incumplieron un compromiso”.

Recordó que la demanda es la conclusión de un hospital en la región, “todo lo que han logrado es en base a las demandas porque nunca los han atendido de manera directa y concreta, lo que se ha logrado en caminos son por la manifestación y la lucha social”.

Rocío Pérez comentó que el gobierno tiene una deuda social con la gente de la sierra del Tatahuicapan.

Avc 

[relativa1]