Xalapa, Ver.- Pacientes del Centro Estatal de Cancerología (Cecan) "Dr. Miguel Dorantes Mesa" defendieron al personal médico y enfermería, tras las declaraciones del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares de que en hospitales de Veracruz se suministraba "agua destilada" a los pacientes con cáncer en vez de medicamentos.

El Cecan localizado en las calles Aguascalientes esquina Soconusco de la colonia Progreso, luce este martes como todos los demás días: los pacientes que vienen de otros municipios esperan en las jardineras sentados.

Algunas mujeres aprovechan el tiempo y sacan sus hilos para tejer gorros o bufandas; otras más ocupan telas para bordar servilletas, trabajos manuales que venden para poder financiar los gastos de medicamentos.

En entrevista con cuatro pacientes del Cecan, dijeron estar enterados de las acusaciones del gobernador Yunes Linares, porque lo leyeron en el "feisbu". Noticia que los tomó por sorpresa.

Un padre de una niña con edad de nueve años, que padece leucemia explicó desde hace siete años viaja cada semana a la capital del estado, para que los médicos del Cecan den consulta a su hija y le pongan las quimioterapias.

El padre de familia recordó que vio la noticia de que a los pacientes les ponen agua destilada en vez de medicamentos y él pensó de inmediato que eso "no puede ser verdad, porque mi hija lleva siete años viniendo aquí (al Cecan) y no se me ha muerto. Seguimos viniendo y creo que tiene que vivir y seguir bien".

Otro paciente con cáncer en el vaso, indicó que al recibir los medicamentos contra la enfermedad su cuerpo tiene reacciones, por lo que si fuera "agua lo que me ponen, no sintiera yo nada. Ya me hubieran matado.

Familiares de pacientes del Cecan lamentaron esta noticia porque puede "ser nada más Política".

Defendieron y agradecieron el servicio y la atención que reciben por parte de los doctores y enfermeras "porque en todo momento tratan bien a los enfermos. Los cuidan, los curan".

Avc