ATLANTA.- Matt Ryan y Julio Jones fueron las piezas fundamentales en una máquina de hacer puntos y los Halcones de Atlanta ahuyentaron a algunos fantasmas que los habían asolado en el último medio siglo. Ahora, están en el Super Bowl.

 

Ryan lanzó para 392 yardas y cuatro anotaciones, con lo que esgrimió otros argumentos para ser el Jugador Más Valioso de esta campaña, y Atlanta apabulló el domingo 44-21 a los Empacadores de Green Bay en el partido por el título de la Conferencia Nacional.

 

Jones se olvidó de una dolencia en el dedo gordo de un pie, y realizó nueve recepciones para 180 yardas y dos touchdowns.

 

Los Halcones (13-5) enfrentarán en el Super Bowl a Nueva Inglaterra o Pittsburgh, que chocaban más tarde en la final de la Conferencia Americana.

 

 

Información de Excélsior