Xalapa, Ver.- Practicar el canopy en el bosque de niebla, se ha convertido en la opción más interesante en deportes de aventura que cualquier persona puede practicar en la región Xalapa, mezclando fuerza, resistencia, valor, adrenalina y equilibrio.

Nadie se imaginó que el sistema de cables de acero que científicos colocaron en los árboles de Centroamérica para moverse en forma libre y segura, con la finalidad de estudiar las plantas adheridas en tallos y copas, sin causar daños, sería utilizado posteriormente para este deporte con fines turísticos.

Cuper Dorantes, director del Club Alternativo Huella, señala que básicamente el canopy consiste en un sistema de conexión horizontal y vertical, a través de cuerdas, con terrazas colocadas a 10 o 15 metros de altura, en árboles que pueden alcanzar los 40 metros, y donde el deportista cubre tres aspectos básicos: Ejercicio, ecología y aventura.

El canopy que se practica en el bosque de niebla ubicado al norte de la capital, apenas a 500 metros de la mancha urbana, mezcla seis técnicas de progresión horizontal en diez etapas: tirolesa, mediante el cual la persona se desplaza en un cable; perezoso, moviéndose con las manos en una tirolesa; paso del mono, que es caminar con un cable arriba y abajo, sosteniéndose de arriba.

Además, el puente colgante, con tablas en el piso; puente indio, colgante con cable y barandales; y péndulo, que consiste en desplazarse de una terraza a otra entre los árboles como un péndulo.

En dos o tres horas, depende de su experiencia y destreza, la persona está suspendida en el aire en forma totalmente segura, aproximadamente a 15 metros del suelo, acompañada siempre de un instructor certificado y capacitado.

“Los invitamos a practicar este deporte que es novedoso, cuando lo practicas hay una catarsis en la persona, cada etapa es diferente, el guía explica la técnica, y tu ser está atento a mezclar las emociones”.

Añade que el canopy de la niebla es cero por ciento aburrido y de principio a fin tiene a la persona a la expectativa, con los cinco sentidos en alerta, siempre pensando cómo será la siguiente etapa.

“La invitación está abierta para que vengan aquí a disfrutar el bosque que aún tenemos, para que aprendamos a valorarlo y quererlo y hacer nuestro cuerpo fuerte y saludable”.

Cabe destacar que quienes vienen a practicar el canopy están enterados de que a este bosque de niebla, que pertenece al escaso uno por ciento que existe a nivel nacional, se viene a cuidarlo, a no tirar basura, a no extraer especies animales ni vegetales y a apreciar y reconocer la diversidad que existe como las plantas epífitas, cactáceas, orquídeas y bromelias, los helechos arborescentes o makikis, las aves, los mamíferos, reptiles y anfibios, y a mantener limpias las aguas de los ríos.

Para los interesados, se recomienda una edad mínima de doce años, con una estatura de 1.50 metros, así como un tope máximo de peso de 95 kilos, y no presentar enfermedades cardiacas. Para mayores informes: www.huellaclubalternativo.com, o la página de Facebook Club Huella Xalapa.

Avc