Xalapa, Ver.- La Auditoría Superior de la Federación (ASF) determinó que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) debe auditar a la Universidad Veracruzana (UV) por no realizar una gestión eficiente y transparente de los recursos de recursos federalizados.

La ASF determinó la presunción de un probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal por un monto de 619 millones 588 mil 79 pesos ya que la UV no enteró al SAT sobre el Impuesto Sobre la Renta (ISR) retenido por sueldos y salarios financiados con los recursos del Programa Subsidios Federales para Organismos Descentralizados Estatales.

A pesar de que la institución se justificó diciendo que esto se debió a la retención de sus recursos por parte del gobierno del estatal durante la administración pasada, en su informe, pidió al Servicio de Administración Tributaria auditar a la Universidad Veracruzana.

“Si la Universidad Veracruzana no enteró al Sistema de Administración Tributaria los pagos correspondientes al Impuesto sobre la Renta (ISR) esto se debió a la retención de sus recursos por parte del gobierno del estatal durante la administración pasada”, respondió la UV en un comunicado.

Y señala que existe un compromiso por parte del Gobierno del estado que la actual administración está retomando para cubrir los impuestos adeudados con cargo a los subsidios pendientes de transferir a la UV.

“Confiamos en que los resultados de las negociaciones entre las autoridades del SAT y del Estado a través de la Sefiplan culminen en el corto plazo en un acuerdo que le permita a la UV dar continuidad al cumplimiento de sus funciones sustantivas en beneficio de sus más de 80 mil estudiantes”.

Aún así, la Auditoría Superior determinó realizar 2 observaciones a la UV por irregularidades en la cuenta pública de 2015, tales como inobservancias a la normativa en materia de destino de los recursos en servicios personales.

Además, el informe da cuenta de que el Gobierno del estado de Veracruz incurrió en inobservancia, ya que de los recursos estatales que debía transferir a la Universidad Veracruzana por 2 mil 465 millones 465 mil pesos, no ministró 864 millones 543 mil pesos.

Y determinó que la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) incumplió en materia de transferencia de recursos toda vez que abrió una cuenta bancaria productiva pero no fue específica, ya que en ella se incorporaron recursos de otras fuentes de financiamiento.

Por ello, la ASF promovió iniciar responsabilidad administrativa sancionatoria ante la Contraloría General del Gobierno del estado para que realice las investigaciones pertinentes y, en su caso, inicie el procedimiento administrativo correspondiente, por los actos u omisiones de los servidores públicos que en su gestión no manejaron exclusivamente los recursos del Programa U006 2015, en la cuenta bancaria abierta.

Pero por su parte, la UV abrió la cuenta bancaria para la recepción de los recursos del Programa U006 2015; sin embargo, no fue específica para la administración de estos recursos.

Por ello, la Dirección General de Recursos Financieros de la Universidad Veracruzana inició el procedimiento para determinar posibles responsabilidades administrativas de los servidores públicos y, para tales efectos, integró el expediente número DGRF/INV/04/2016.

Avc

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]