Ciudad de México .- Luego de estar reunidos por 40 minutos con el presidente de MéxicoEnrique Peña Nieto, los secretarios de Estado y de Seguridad Nacional de EU, Rex Tillerson John Kelly, respectivamente, se retiraron de la residencia oficial de Los Pinos.

Tillerson y Kelly salieron de la casa presidencial sin emitir declaración alguna.

Previamente, en materia migratoria, la delegación mexicana que se reunió a puerta cerrada con los secretarios de Estado y de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Rex Tillerson y John Kelly, pidió evitar deportaciones masivas y repatriaciones ordenadas, por lo que los representantes del presidente Donald Trump se comprometieron a no usar las fuerzas militares para estas tareas.

 

En un mensaje a medios en la capital mexicana, el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, afirmó que no habrá deportaciones masivas y que en los casos de repatriación se hará conforme a derechos y respetando los derechos de los migrantes.

“Quiero dejar muy claro que no habrá deportaciones masivas, se actuará conforme a derecho, respetando los derechos humanos”, dijo frente los funcionarios federales mexicanos John Kelly.

Y agregó que el enfoque de las deportaciones se hará sobre gente con antecedentes criminales y todo se hará como siempre, con estrecha colaboración con el Gobierno de México.

En este encuentro en el que participaron los titulares mexicanos de Relaciones Exteriores, Gobernación, y Hacienda, Luis Videgaray, Miguel Ángel Osorio Chong y José Antonio Meade, también se anunció que en breve se convocará a los países de Centroamérica para que también se involucren en el tema migratorio.

Por su parte, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, explicó que en la reunión se expresó las preocupaciones y los desacuerdos de México respecto a las políticas migratorias del vecino país.

El funcionario mexicano insistió que en este tema solicitaron que las repatriaciones se hagan de manera ordenadas, respetando siempre los derechos de los migrantes.

Añadió que México apuesta por mantener un diálogo permanente con los Estados Unidos en temas de seguridad fronteriza, a fin de tomar decisiones bilaterales y consensuadas.

“Hemos puntualizado que toda acción que nuestros países en materia de seguridad regional hayan decidido, tiene efectos que trascienden fronteras, por lo que tienen que ser dialogadas y en medida de lo posible consensuadas", expresó el titular de Segob.

Al respecto, el Canciller mexicano, Luis Videgaray, explicó existen diferencias entre ambas naciones, pero insistió en que el diálogo franco beneficiará a ambas naciones.

“Será un largo camino el construir acuerdos con Estados Unidos, pero hemos dado un paso en la dirección correcta”, dijo el titular la SER, quien confió que al final de estos trabajos se construya una relación de confianza y de entrañable amistad.

El funcionario mexicano también agregó que el país es un territorio de tránsito de los migrantes, por lo que se acordó asumir responsabilidades compartidas, por lo que en los próximos meses se convocará a Canadá y los distintos países de Centroamérica para revisar la situación de la región, con el propósito de atender el tema migratorio.

"Esta visita que mucho nos honra y que mucho agradecemos ocurre en un momento complejo para la relación entre México y Estados Unidos", dijo el Canciller mexicano

Información de La Silla Rota