Tras ser detenido por agentes de la Patrulla Fronteriza, Norberto Santa Cruz murió en un hospital de El Paso, Texas, luego de que el hombre de 42 años se colgara en la cárcel de dicho condado, informaron autoridades estadunidenses.

Santa Cruz, originario de Ciudad Juárez, Chihuahua, fue capturado el pasado 3 de marzo al ser sorprendido cruzando ilegalmente a territorio estadunidense.

Mientras esperaba a ser procesado, Norberto decidió quitarse la vida en su celda. Al ser descubierto, lo llevaron al hospital, sin embargo, tras una semana en terapia intensiva, perdió la vida.

Según las autoridades estadunidenses, esta no era la primera ocasión en la que Santa Cruz ingresaba de manera ilegal a Estados Unidos, ya que, hay registros de que había sido repatriado a México con anterioridad.

El cónsul de México en Texas, Marco Bucio, aseguró que están pendientes del caso, así como de la familia y, agregó, esta última recibirá todo el apoyo de parte del consulado mexicano.

Bucio detalló que la familia de Norberto Santa Cruz decidió cremar el cuerpo en la ciudad estadunidense.

El cónsul exhortó a los mexicanos que no crucen de manera ilegal la frontera entre México y Estado Unidos, que no utilicen falsos documentos y que respeten las leyes, asimismo, recordó que el consulado mexicano ofrece ayuda legal gratuita a los connacionales.

Durante la administración de Donald Trump, este es el segundo caso de un migrante de origen mexicano que recurre al suicidio al ver su imposibilidad de permanecer en territorio estadunidense.

Anteriormente, Guadalupe Olivas Valencia, quien, al no concretar su hazaña para llegar de nueva cuenta a Estados Unidos, murió al saltar de un puente en Tijuana, Baja California, luego de ser deportado por tercera vez.

Con información de La Silla Rota

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]