Xalapa, Ver.- Becarios del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) de Boca del Río, Oaxaca y Culiacán, lamentaron los recortes al sector educativo nacional, que afectan a las clases bajas, mientras políticos y empresarios reciben beneficios.

De acuerdo con Santiago Sánchez, estudiante de la maestría en Investigación Educativa, las políticas públicas en contra del Conacyt atentan contra la investigación científica y tecnológica de México.

“A pesar de las medidas de austeridad, se siguen pagando privilegios a funcionarios públicos y a la iniciativa privada que beneficia a algunos pocos cuando en realidad lo que nos vemos afectados son los de clases populares”.

En conferencia de prensa, acompañado de becarios y profesores, exclamó que hasta el momento 21 personas están inscritas en la maestría, esperan resultados de sus avances y continuidad.

La espera los mantiene en incertidumbre con las decisiones del Conacyt, ya que en los requisitos de becarios, se les exige ser un estudiante de tiempo completo y dedicación exclusiva, por tal razón, firman una carta compromiso para cumplir con el inciso cinco del punto tres en los requisitos a becas.

“Se tiene que renunciar a espacios laborales pues la normativa nos prohíbe trabajar más de ocho horas a la semana, siempre y cuando sean en actividades relacionadas a la disciplina”.

Por el momento, los aspirantes de enero y febrero 2017, fueron rechazados. Meses previos, por septiembre 2016, se aprobó un recorte del 23 por ciento al presupuesto del Conacyt.

Dicho recorte corresponde a ocho mil millones de pesos que se ve reflejado en el ejercicio de este año, con los rechazados para los primeros dos meses del 2017 y la incertidumbre de permanecer en los ya becarios.

Avc

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]