Durante la comparecencia del gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, en la Cámara de Senadores, afirmó que de cara a las elecciones del próximo año, quien resulte ganador o ganadora, no debe caer en la tentación de implementar programas que excedan gastos, como los subsidios, ya que México no está para gastar en eso.

“Mantener finanzas públicas sanas va a ser un trabajo ineludible para cualquier gobierno hacia adelante”.

“México no es un país que tenga mucho espacio para expansiones fiscales, porque tenemos una base tributaria baja y eso no da mucho lugar para aumentos desproporcionados en el gasto”, explicó en el Senado cuando este diario le preguntó sobre la fortaleza de las finanzas públicas ante un cambio de gobierno”.

Carstens sugirió que el ganador de las elecciones presidenciales de 2018, debe mantener las finanzas públicas.

Alarmó además que la economía y las finanzas públicas del país no están listas para un gobierno que busque reponer subsidios, que implican expansiones fiscales, porque no tiene margen para aumentos desproporcionados, dado que enfrenta presiones de gasto inexorables como pensiones, salud, seguridad y educación.

El gobernador del Banco de México no utilizó el concepto de populismo, pero fue claro en que México no puede emprender un camino financiero que implique gastos adicionales.

“La realidad es de que el mantener finanzas públicas sanas va a ser un trabajo ineludible para cualquier gobierno hacia adelante; entonces, ciertamente es un punto que se va a tener en cuenta hacia adelante. Es decir, México no es un país que tenga mucho espacio para expansiones fiscales, simplemente porque tenemos una base tributaria baja y eso no da mucho lugar para aumentos desproporcionados en el gasto”, aclaró.

Con información de La Silla Rota

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]