Xalapa, Ver.- La liberación de los cuatro ciudadanos con nacionalidad de Perú acusados de protagonizar la balacera, persecución y presunto robo en el fraccionamiento Monte Magno, es una muestra de “la soberbia y desconocimiento” del fiscal regional de la zona centro con sede en Xalapa, José Alfredo Gómez Reyes, porque cometieron múltiples errores en la integración de la cadena de custodia y la carpeta de investigación.

La abogada penalista, Diana Coq Toscanini explicó que estuvo presente en las dos audiencias a cargo de la juez de control del Poder Judicial del Estado, Verónica Portilla Suazo sobre la detención de los cuatro peruanos, y pudo constatar como la Fiscalía General del Estado (FGE) incumplió con la correcta integración de una Cadena de Custodia.

Además la juez en todo momento pedía a los Fiscales encargados del caso que presentaran la “Carga Probatoria” porque “Él que acusa está obligado a probar” sin embargo en la carpeta de investigación no estaba completa.

Coq Toscanini informó que intentó regalar la “Agenda Extranjera” a Gómez Reyes y trató de asesorarle a lo que se enfrentaría en el juicio, pero el Fiscal regional rechazó el apoyo.

Entre los errores cometidos por la FGE es que pedían a la juez que dictara una “medida de protección” para los cuatro peruanos, y Portilla Suazo respondió a los Fiscales que ese trámite legal es responsabilidad de ellos y no del Poder Judicial. 

Avc