Las autoridades mexicanas reforzarán la vigilancia establecida en el corredor Coatzacoalcos-Acayucan, así como en las inmediaciones de los diversos albergues que brindan atención a las personas en contexto de migración.

Esto, luego de los hechos ocurridos recientemente en los que siete personas de origen hondureño fueron secuestradas, mutiladas y extorsionadas por grupos de la delincuencia que operan en el sur de la entidad.

A través de un comunicado emitido por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), se detalló que este organizamos y las autoridades federales, estatales, municipales, además de organizaciones de la sociedad civil, (OSC) sostuvieron un encuentro en donde tomaron la decisión de llevar a cabo acciones para reforzar la seguridad en el sur de Veracruz.

Los participantes también resolvieron fortalecer la sensibilidad sobre el trato que se da a las personas en contexto de migración mediante la capacitación que brindarán la CNDH y la CEDH Veracruz a integrantes de la Fiscalía de Migrantes dependiente de la Fiscalía General del Estado de Veracruz.

Se resolvió también, que se crearán canales de acercamiento de las OSC con dicha Fiscalía, y se establecerá un mecanismo de alerta migratoria rápida ante posibles actos delictivos contra personas migrantes, que generará reacción inmediata de la autoridad, mediante el apoyo del contacto telefónico con altos mandos regionales de seguridad pública, en caso de detenciones de personas migrantes, los servidores públicos deberán evitar conductas incorrectas.

CNDH-Migrantes by E-Consulta Veracruz on Scribd

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]