CIUDAD DE MÉXICO. Aunque aún no se pueden echar las campanas al vuelo, los Tiburones Rojos del Veracruz puede tomar una valiosa bocanada de oxígeno en su lucha por evitar el descenso del Torneo Clausura 2017, al vencer por la mínima diferencia a los Rayados de Monterrey.

La solitaria anotación de Egidio Arévalo, al minuto 14, fue el tanto que le dio a los jarochos la calma de tener en sus manos la salvación y, de paso, los situó de manera momentánea en la octava posición de la competencia, en zona de calificación.

La oncena jarocha inició con el control del balón, sin mucha llegada, pero manejando de forma tibia los hilos del partido. 

Después, Monterrey quiso causar peligro con una llegada que Aldo De Nigris se encargó de desperdiciar con su cabezazo por encima del arco de Pedro Gallese.

Cerca del primer cuarto de hora, un cobro a balón parado fue rechazado por Hugo Rodríguez y dejó el esférico a merced para que el ‘Cacha’ Arévalo definiera e hiciera explotar la algarabía en el estadio Luis ‘Pirata’ Fuente.

Después fue mucha lucha. El partido se trabó en la disputa por la pelota, sin muchas llegadas.

En la segunda parte el cuadro de Antonio Mohamed recobró la memoria y buscó el tanto del empate, pero el hermetismo fue la principal característica de una defensa jarocha convencida de querer sacar un resultado que los mantuviera con pie y medio en Primera División.

El luminoso no se movió y Veracruz firmó un valioso triunfo que los ubica con 117 puntos en la Tabla Porcentual, por encima de Jaguares y Morelia, que juegan este sábado.

Con información de Excélsior