Xalapa, Ver. – Integrantes de la Brigada Nacional de Búsqueda de Desaparecidos afirmaron que la Procuraduría General de la República (PGR) coordinará a la brevedad los trabajos forenses en el rancho La Gallera, que habría sido utilizado como campo de exterminio en el municipio de Tihuatlán, Veracruz.

Juan Carlos Trujillo Herrera, fundador del colectivo Familiares en Búsqueda María Herrera, explicó que la solicitud fue hecha el pasado miércoles 26 de abril a Raúl Cervantes Andrade, Procurador General de la República, a quien le reiteraron la desconfianza en las diligencias encabezadas por la Fiscalía de Veracruz.

La Silla Rota y E Consulta Veracruz, hicieron público el mismo 26 de abril la existencia del rancho La Gallera (ubicado al norte de la entidad del Golfo de México), donde fueron exhumados seis cuerpos el 30 de enero de 2017 por autoridades estatales y más tarde, el 01 de marzo, prendas de vestir, un horno con cenizas y 22 fosas con restos óseos, gracias a la labor del colectivo Familiares en Búsqueda María Herrera.

Juan Carlos Trujillo informó que la reunión con Cervantes Andrade fue mediada por el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez y el Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (IMDHD).

“Se le hizo ver (al Procurador General de la República) el trabajo ineficiente de la Fiscalía, porque son indicios muy valiosos para nuestra familia y las de Poza Rica. Él nos dijo que van a coordinar las acciones con la PGR, Fiscalía y Policía Científica de la Policía Federal para hacer el procesamiento adecuado de las fosas clandestinas”, abundó el activista.

Trujillo Herrera, aseguró que de tiempo atrás su grupo había manifestado a Eréndira Cruz Villegas Fuentes, Fiscal especializada de Búsqueda de Personas Desaparecidas la preocupación de rastrear sitios marcados como fosas clandestinas en la zona norte de Veracruz.

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]