Xalapa, Ver. La preocupación de padres de aspirantes a la Universidad Veracruzana (UV) es la oferta de espacios que se ve superada por la demanda de estudiantes del estado y de otras entidades.

Y es que para quienes hacen recorridos de hasta ocho horas por llegar al examen de admisión, las escuelas particulares no son una opción debido a sus altos costos y, en algunos casos, bajo nivel académico.

Para la madre de familia Diana Córdoba, la limitada oferta de la UV en campus distintos al de Xalapa representa un problema pues no todas las carreras se ofertan y los estudiantes deben desplazarse a Xalapa para estudiar la licenciatura de su interés.

"Hace falta mejorar la oferta porque varias de sus compañeras van a estudiar Nutrición y se vienen para acá porque en Coatzacoalcos no hay está carrera".

Ella y su hija, que aspira a entrar a la carrera de Nutrición, iniciaron el recorrido 24 horas antes del examen pues decidieron viajar durante este viernes desde Coatzacoalcos.

El viaje que dura generalmente seis horas, en esta ocasión duró 8 debido a que el autobús en que viajaban presentó un desperfecto que las retrasó casi dos horas.

No obstante los 174 programas de licenciatura y ocho programas de Técnico Superior Universitario que ofrece, para los padres de familia la oferta sigue siendo limitada.

Este es el segundo año consecutivo en que la hija de Mary Bonilla presenta el examen de admisión para la Facultad de Medicina

En su caso tuvieron que recurrir a un curso para preparar a la estudiante, que dejó pasar un año para volver intentar ingresar a la UV.

"Quiere una carrera demasiado difícil, el año pasado no quedó y ahora está intentando, por eso tomó un curso que duró un mes y medio y costó con descuento 3 mil pesos; son caros".

El plan de esta madre de familia de tres es que si en esta ocasión tampoco obtiene un lugar, su hija deberá estudiar en una escuela particular, pero deberá  cambiar de carrera.

"La verdad son caras, fluctúan entre 2 mil 500 y 3 mil pesos, pero depende de la calidad. Se va a tener que hacer porque no puede quedar mucho tiempo sin estudiar".

Para la señora Mary, oriunda de Tlaltetela, la opción principal para su hijo es estudiar en la UV ya que las escuelas privadas son caras y representan un gran sacrificio para la familia.

"Son caras las privadas pero a veces uno hace lo que sea para que sus hijos salgan adelante".

Narró que su hijo se preparó de manera particular para salir bien en el examen de admisión ya que no tomó alguno de los cursos que se ofertan.

"Está confiando en que le va a ir bien; a veces la UV les da la preferencia a alumnos de niveles altos, pero yo siento que aquí todos los alumnos son iguales porque todos pasan por el mismo sistema y deben darle espacio a la mayoría de alumnos porque muchos vienen con la idea de prepararse para salir adelante".

Dijo que los alumnos que no alcanzan un lugar en la UV sienten una derrota en sus espaldas porque representa cortar sus sueños de estudiar en la máxima casa de estudios del estado.

"Se van tristes y yo siento que es una escuela muy buena y deberían darle espacio a la mayoría de alumnos".

Esaú esperó con paciencia a que su esposa saliera del examen, para estos jóvenes de 20 años lo primordial es estudiar y pagarse la licenciatura trabajando .

Él estudia también en la universidad la licenciatura de Derecho y ahora su esposa intenta ingresar a la Facultad de Nutrición.

Dijo que aunque sí podrían pagar una escuela privada, el sueño de su esposa es lograr entrar a la UV, ya que el nivel académico es superior al de otras escuelas.

Avc

[relativa1]

[relativa2]