PARIS ALEJANDRO SALAZAR

CIUDAD DE MÉXICO (La Silla Rota).- Los hermanos Lino y Rodolfo Adame Sotelo, detenidos por policías de Morelos y liberados por un juez de distrito, contaban con antecedentes penales y sus nombres están en la libreta de contactos de Sidronio Casarrubias, El Chino, líder de Guerreros Unidos, y señalado por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, por lo que podrían estar ligados al caso de los estudiantes.

Lino y Rodolfo, así como su hermano Carlos, presuntamente operaban una célula de Guerreros Unidos conocida como "Los Linos" en el municipio de Jiutepec, Morelos.

Un documento de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) en poder de La Silla Rota señala a los tres hermanos Sotelo Adame como integrantes de Guerreros Unidos.

"Recientemente se tuvo conocimiento de que, entre los que aún continúan disputando el territorio con Los Rojos, se encuentran los hermanos Sotelo Adame, que podrían ubicarse en Jiutepec, Morelos", expone el documento.

El 4 de marzo de 2017, fueron detenidas 18 personas en posesión de armas largas, cartuchos de distintos calibres y vehículos en el municipio de Tlaltizapán. El 27 de mayo una Juez de Distrito ordenó liberar a siete de los detenidos, aunque sí los vinculó a proceso penal, entre ellos los hermanos Adame Sotelo.

Mario Casarrubias, El Sapo Guapo, era el líder de Guerreros Unidos y tras su aprehensión en abril de 2014, su hermano Sidronio Casarrubias, El Chino, asumió el liderazgo y las operaciones del grupo criminal.

De acuerdo a la Procuraduría General de la República (PGR), El Chino, al recibir información de su lugarteniente Gildardo López Astudillo, El Gil, ordenó el levantón, asesinato e incineración de los normalistas de Ayotzinapa el 26 de septiembre de 2014, a los que habría confundido con integrantes de Los Rojos, la organización criminal antagónica.

Al momento de su detención a mediados de octubre de 2014, Sidronio Casarrubias, El Chino, tenía en su poder una libreta con los teléfonos de mandos policiacos y sus cómplices, entre ellos, los de los hermanos Lino y Rodolfo Adame Sotelo.

El 30 de octubre de 2014, fue colgada una narcomanta firmada por El Gil, en la reja principal de la preparatoria 24 de Febrero, en la colonia San José, en la carretera federal Iguala-Taxco, en la que indicó que los normalistas de Ayotzinapa "están vivos" y dio una serie de nombres de personas ligadas a la desaparición, así como operadores de Guerreros Unidos, entre ellos, los hermanos Adame Sotelo:

"Agárrelos y no los suelten hasta ser bien investigados, no son pendejos para hecharse (sic) la soga al cuello ellos solos", refiere una parte del mensaje de la manta. "Todos ellos recibían su nómina para desaparecer gente y secuestrar, cheque como también en todos los municipios hai fosas (...) Barbosa y Crespo del 27 batallón teniente y capitán. En Morelos, Jiutepec, Rodolfo Adame Sotelo, Carlos Adame Sotelo, los linos y José Valdez en la varona y la universo" (sic), decía la narcomanta.

En el año 2003, Lino Adame Sotelo estuvo preso en el penal de Chilpancingo, Guerrero, donde el 19 de junio de ese año fue lesionado en la cabeza con unas tijeras por otro reo de nombre Salvador Martínez Najera.

También en el 2012 tramitó un amparo indirecto contra la entonces Secretaría de Seguridad Pública Federal en el Segundo Circuito en el Estado de México de acuerdo a la expediente 136/2012.

En nombre de Rodolfo Adame Sotelo aparece en el padrón de beneficiados de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario de Morelos en 2013 en la "información de destinatarios y beneficiarios de bienes y apoyos otorgados" de la Dirección General de Ganadería y Acuacultura.

Ante la liberación de los hermanos Adame Sotelo, integrantes de Guerreros Unidos, el Comisionado Estatal de Seguridad, Alberto Capella Ibarra, ordenó a los policías Morelos mantenerse en alerta para evitar ser víctimas de represalias.

Con información de La Silla Rota

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]