PARIS ALEJANDRO SALAZAR

Miguel Ángel Yunes Linares lo dijo en campaña electoral y también se comprometió al tomar posesión: mejorar la seguridad de Veracruz en seis meses. Sin embargo, la violencia y la inseguridad repuntó en la entidad, tanto en delitos de alto impacto como en los del fuero común.

"Me comprometí y es cierto, a que en seis meses tendríamos mejores resultados, hay elementos de carácter nacional que han afectado a nuestro país, que afectaron también a Veracruz y que han llevado a que en las últimas semanas la situación se haya complicado", reconoció Miguel Ángel Yunes Linares.

Las ejecuciones en Veracruz son cada vez más constantes, en las que le han arrebatado la vida a niños y hasta altos mandos de la Policía Federal.

"Hemos pegado muy fuerte a la delincuencia y estos golpes fuertes a la delincuencia han provocado una reacción violenta. La delincuencia quiere inhibir la acción del Estado, y la quiere inhibir amenazando a quienes estamos a cargo de combatirla, y no sólo eso, pasando a la acción, asesinando a uno de los elementos más importantes de este Grupo (de Coordinación Veracruz)", señaló el mandatario estatal.

De acuerdo al Sistema Nacional de Seguridad Pública, en Veracruz los homicidios dolosos repuntaron en un 99 por ciento durante la administración de Yunes Linares, ya que de diciembre de 2016 a mayo de 2017 en el estado se perpetraron 895 asesinatos, mientras que de diciembre de 2015 a mayo de 2016 se registraron 448.

En los primeros cinco meses de 2017 en Veracruz se contabilizaron 748 homicidios dolosos, que representa un crimen cada 5 horas en los que va del año.

En todo el 2016 en Veracruz se presentaron 192 denuncia de extorsión, y en cinco meses de 2017 la cifra de extorsiones llegó a 216, es decir, ya superó a todas las registradas el año anterior.

En el delito de secuestro, de enero a mayo de 2016 se levantaron 54 averiguaciones previas, y en ese mismo periodo de 2017, la cifra es de 84, un alza del 55 por ciento.

El 11 de marzo de 2017, Boca del Río se hizo el hallazgo de 11 cuerpos sin vida, en ese municipio el alcalde es Miguel Ángel Yunes Márquez, hijo del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

Otro episodio de violencia en Veracruz se vivió el 24 de junio de 2017,  cuando el coordinador estatal de la Policía Federal en la entidad, Juan Camilo Castagné Velasco, fue asesinado en Cardel, municipio de La Antigua.

En los próximos meses, Fernando Yunes Márquez, el otro hijo del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, será el alcalde del municipio de Veracruz, uno de los de mayor incidencia delictiva.

Los delitos del fuero común en el estado también repuntaron. De enero a mayo de 2016, se registraron 16 mil 884 denuncias, mientras que en ese mismo periodo de 2017 la cifra creció 22 mil 139 denuncias, un alza del 31 por ciento.

En los primeros cinco meses de 2016, el total se denunciaron mil 867 robos con violencia, y en el 2017 las denuncias suman 4 mil 197, que representa un alza del 127 por ciento.

El robo a negocio con violencia fue uno de los que presentó mayor crecimiento, paso de 333 denuncia de enero a mayo de 2016, a mil 683 denuncias en ese mismo periodo de 2017, un repunte del 405 por ciento. Otro de los delitos que aumentó fue el robo de automóvil con violencia, al pasar de 631 a mil 164 denuncias de un año a otro, un repunte del 84 por ciento.

Ni los delitos de alto impacto –homicidio doloso, secuestro y extorsión-, ni los delitos del fuero común han sido frenados por la administración de Miguel Ángel Yunes Linares, a pesar del apoyo de fuerzas federales en Veracruz.

Con información de La Silla Rota

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]