Xalapa, Ver.-  Durante el último año de la administración de Javier Duarte de Ochoa, dos de cada 10 pesos que la Tesorería Federal transfirió para el sector salud, fueron desviados, se incurrió en subejercicio, o sencillamente se desaparecieron los fondos.

Como parte de la primera entrega del resultado de las auditorias que practicó la Auditoria Superior de la Federación (ASF) al manejo del ejercicio fiscal del 2016, se puso en evidencia como de los más de 10 mil 199 millones de pesos que se transfirieron –como parte del programa FASSA, Seguro Popular y Prospera- se observó el manejo financiero de más de 2 mil 200 millones de pesos.

La Tesorería Federa (Tesofe) exige al actual gobierno el reintegro de mil 540 millones de pesos de los que no se justificó el manejo financiero, pues se considera que fueron desviados.

De acuerdo al resultado de las auditorias 16-A-30000-02-1671, 16-A-30000-02-1673 y 16-A-30000-02-1662 se emitieron un total de 23 recomendaciones, de las cuales 16 fueron atendidas, del resto -7- se generaron 2 promociones de responsabilidad y siete pliegos de observaciones que tendrá que atender la actual administración.

A pesar de que el dinero estaba etiquetado para el pago de salarios, la compra de medicamento, ampliar la cobertura del seguro popular y reducir los índices de pobreza y marginación en los municipios más pobres, la Sefiplan envió el dinero a la cuenta concentradora, simplemente dejo de ejercerlo o desapareció los fondos públicos.

 

Recursos para salario y medicamento se desviaron

Los recursos federales transferidos durante el ejercicio fiscal 2016 por concepto del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA) fueron por 5 mil 728 millones 549 mil pesos, de los cuales se revisó una muestra de 5 mil 684 millones de pesos, lo que representa el 99.2%.

De acuerdo a los datos proporcionados en la ASF a Veracruz se le aprobó un presupuesto de 5 mil 728 millones de pesos de los recursos del FASSA 2016, de ese total 43 millones 827 mil pesos se debían transferir a SHCP a la FSTSE, el Fonac y el Sindicato por concepto de impuestos y descuentos, dejando un saldo total de 5 mil 684 millones 894 pesos en la cuenta bancaria creada para ese fin.

Del monto total se comprobó que la SEFIPLAN únicamente ministró 4 mil 932 millones de pesos a los Servicios de Salud de Veracruz (SESVER). La mayor parte de los fondos se destinó al pago de nómina.

De ese total 752 millones 339 mil pesos que no fue ministrada a SESVER, de ese totol 545 millones de pesos que permanecen en la cuenta bancaria de la SEFIPLAN al 28 de febrero de 2017.

Además que se cuantificó un monto de 751 millones 794 mil pesos que la SEFIPLAN transfirió a otras cuentas bancarias ajenas al fondo y cuyo destino se desconoce.

De enero a noviembre se retiraron montos desde los 46 millones hasta los 124 millones de pesos, que según los datos de la ASF entre lo desviado y los intereses generados a lo largo del 2016 obligarían al reintegro de 2 mil 141 millones de pesos Además se detectó que realizó retenciones por 166 millones 14mil pesos de SAR, ISSSTE, FOVISSSTE y ISR que no enteró a la instancia correspondiente, por lo anterior, se está pidiendo el reintegró de 920 millones 435 mil pesos de fondos del FASSA a la Tesofe.

En la revisión se detectó que no hay un control sobre el medicamento y material de curación que se adquiere, incluso, las bodegas del mismo no reúnen los requisitos de sanidad para el almacenamiento.

 

“Las cajas de medicamento y material de curación se ubican en el suelo; asimismo, el registro de almacén, así como el resguardo y entrega de medicamento controlado, carece de los controles en la salida y entrega de los mismos, no se cuenta con las instalaciones adecuadas para el manejo de medicamento controlado, las facturas de adquisiciones no están registradas en los libros de control y las órdenes de envío de salida tampoco se encuentran registradas”, se lee en la número 21 del pliego de observaciones.

 

Seguro Popular no logra la mete de cobertura

En lo que respecta a la Auditoria al manejo de los recursos del Seguro Popular se pone en evidencia que la TESOFE transfirió 2 mil 463 millones de pesos a la SEFIPLAN, que fueron complementados con 221 millones 504 mil pesos en especie; retuvo mil 459 millones 147 mil pesos, para compra de medicamento, y 70.0 miles de pesos destinado a hospitales, lo que hizo un total de 4 mil 143 millones 819 miles de pesos.

A lo largo del resultado de la auditoria se informa que la Secretaría de Finanzas y Planeación y el REPSS registraron en su sistema contable y presupuestal de los recursos transferidos por la Federación para el programa por un total de 3 mil 839 millones 891 mil pesos, monto que se ejerció en el 2016.

De ese total el REPPS destinó recursos destino en pago a remuneraciones del personal directamente involucrado en la prestación de servicios de atención a los afiliados del Seguro Popular un total de mil 696 millones de pesos, monto que representó el 40.9% de los recursos ministrados.

Para la adquisición de medicamentos, material de curación y otros insumos se destinaron mil 16 millones 554 mil pesos al 31 de marzo de 2017, que representó el 24.5% del total ministrado.

El REPSS destinó 548 millones 229 mil pesos, es decir el 13.2% del monto asignado para financiar acciones de promoción, prevención y detección oportuna de enfermedades.

En la danza de cifra la ASF reporta un saldo pendiente de justificar por 303 millones 927mil pesos más los rendimientos financieros generados, estimados en 138 millones de pesos.

Y se calcula un subejercicio de 105 millones 856 mil pesos de recursos que se mantiene en las cuentas del Seguro Popular.

Desaparecen fondos de Prospera

La Tesorería de la Federación (TESOFE) transfirió a la Secretaría de Finanzas y Planeación los recursos de PROSPERA 2016 por 327 millones 453 mil pesos, como se establece en el convenio y al 31 de diciembre de 2016, y para el año 2017 se reportó en bancos un saldo por 10 millones 200 mil pesos.

Del total de los fondos entregados al Estado sólo se transfirieron 11 millones 460 mil pesos y del resto del dinero los Servicios de Salud de Veracruz no entregaron documentación comprobatoria que demostrara su gasto.

Por lo anterior, pidieron el reintegro de 316 millones 86 mil pesos más los intereses generados de a junio del 2017.

Avc

[relativa1]

[relativa2]