MARGENA DE LA O/ CORRESPONSAL

Ayotzinapa, Guerrero (La Silla Rota). Integrantes de Mecanismo Especial de Seguimiento del caso Ayotzinapa de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), estuvieron en la Normal Rural de Ayotzinapa para darle seguimiento al caso de la desaparición de los 43 normalistas en Iguala, sin que la PGR avance en la investigación.

[relativa1]

El abogado de los padres de los 43 e integrante del Centro Colectivo de Derechos Humanos de la Montaña, Tlachinollan, Vidulfo Rosales Sierra, ha insistido en que no hay avance en la investigación que lleva la PGR de la desaparición de los jóvenes, pero en la visita de hoy de los miembros del Mecanismo fue determinante: si para mañana martes la PGR no les das avances sobre las cuatro líneas de investigación romperán diálogo con el gobierno federal.

Las cuatro líneas que sigue la PGR y están intactas son: militares, policías federales y municipales de Huitzuco, rastreo de celulares a los jóvenes desaparecidos, y el tráfico de droga de Iguala a Chicago.

La comisionada y además relatora para México de la CIDH, Esmeralda Arosemena de Troitiño, les pidió a los padres de los 43 y a los estudiantes involucrados en el movimiento a no claudicar y continuar con la bandera de la dignidad: "Ayotzinapa hoy es la conciencia no sólo de este pueblo, si no de esta nación. Creo que eso es lo que nuestros países necesitan y nuestros gobiernos entender."

En la Normal Rural de Ayotzinapa, además de la relatora y otros miembros de la comisión de seguimiento, asistieron integrantes de organizaciones sociales como Tlachinollan y Agustín Pro. La relatora, acompañada de todos ellos, escuchó a los padres de familia de los 43 jóvenes desaparecidos y a los estudiantes.

[relativa2]

Una vez que concluyó este encuentro insistió en el compromiso de la CIDH con la verdad del caso. El próximo 26 de septiembre se cumplen tres años de la desaparición de los 43 jóvenes de Ayotzinapa, y los hechos en los que murieron tres  normalistas más.

La relatora aclaró que la CIDH no acepta la tesis de que en el basurero de Cocula incinerado a los normalistas, sólo siguen el trabajo que ya dejaron avanzado los miembros del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

Y con ese camino, dijo, insistirán a las autoridades su responsabilidad de investigar y justicia, y hasta en tanto no la garanticen, "(...) no habrá una consideración de que el Mecanismo de Seguimiento pueda evaluar avances".

Porque, "tres años para un caso y una tragedia de tal magnitud, es demasiado tiempo. Eso hace que los padres y familiares estén en una situación de desesperanza absoluta. Pero creo, tengo la confianza, que antes de finalizar este año, podamos tener una respuesta de lo que este caso ha significado para Ayotzinapa, particularmente".

Advirtió que la CIDH continuará ofreciendo la medida cautelar a los padres, lo que significa un acompañamiento y seguimiento, aunque los padres determinarán hasta dónde. "Lo que nosotros no queremos es que haya una dilación indefinida, eterna (de parte del gobierno federal, quien investiga el caso), eso no puede ser. Por eso necesitamos respuestas en concreto; tengo fe y conciencia de que en esta oportunidad nosotros vamos a concluir el caso", comentó la relatora.

Arosemena aclaró que esta visita incluye un encuentro con las autoridades federales para mañana. "Espero que podamos recoger mañana las posiciones del gobierno. Nosotros hemos girado un segundo cuestionario con cosas muy específicas, y esperamos tener esas respuestas el día de mañana".

Con información de La Silla Rota

[relativa3]