Xalapa, Ver.- “Era una cosa cantada, todo se estaba proyectando hacia allá, no tomó por sorpresa a nadie, no creo que haya habido un suficiente análisis” expresó Rosío Córdova, una de las tres personas que aspiraba a la rectoría de la Universidad Veracruzana, luego de que se hiciera pública la decisión de la Junta de Gobierno.

En entrevista dijo que ahora que se tomó la decisión, como comunidad, especialmente los grupos que formaron parte de los inconformes con la reelección, deberán seguir vigilando los procesos que se llevan a cabo en la Universidad

[relativa1]

“Debemos seguir toda la comunidad vigilante, ya vimos cómo fue el primero y no podemos dejar que el segundo sea igual”, dijo la académica, quien señaló que ahora es necesario conformar incluso observatorios, como lo había propuesto otra de las aspirantes, Rocío Ojeda, en una de las primeras etapas del proceso.

Al cuestionarle si habría la presentación de algún recurso en contra de la decisión de la Junta de Gobierno, ella dijo que no, a pesar de reconocer que ha habido autoritarismo al interior de la Universidad.

En este sentido agregó además que no temen situaciones de represión o agresiones de ningún tipo, pues reconoció que ni siquiera en el inicio de los trabajos del grupo “En Defensa de la Universidad Veracruzana”, hubo este tipo de situaciones.

Sobre la decisión de la Junta de Gobierno dijo que “es una continuidad, más de lo mismo, que ya sabemos que no fue bueno, parece que no quisieron ver en la junta de gobierno”, expresó.

Avc

[relativa2]