Una niña de 3 años aprovechó los minutos cerca al príncipe Harry en los juegos Invictus, que se realizan en Toronto, Canadá, para robar sus palomitas de maíz. El tierno momento entre Emily, hija del atleta paralímpico Dave Henson, y el miembro de la realeza británica se volvió viral en las redes sociales.

[relativa1]

La pequeña, junto a sus padres, compartía un espacio en el palco VIP con el príncipe de 33 años. Emily se comió parte del aperitivo, mientras el príncipe conversaba con un amigo y prestaba atención a una competencia de voleibol.

Harry, al descubrir que Emily tomaba de sus palomitas, comenzó a jugar y bromear con ella.

[relativa2]

[relativa3]