La Secretaría de Salud reportó que en Oaxaca y otros estados agilizan las medidas para reactivar la infraestructura hospitalaria dañada. La próxima semana prepararán la demolición del Hospital General de Juchitán.

[relativa1]

El titular de la dependencia, José Narro Robles, puntualizó que vigilan los albergues para evitar enfermedades transmitidas por vector, así como prevenir contagios de dengue, zika y chikungunya.

Hasta el momento, funciona 98 por ciento de las unidades de salud en Oaxaca y operan 37 refugios, donde han atendido a 4 mil 157 personas por los sismos del 7 y 23 de septiembre.

[relativa2]

También suman 22 mil 191 consultas médicas, de las cuales el 70 por ciento fue por hipertensión arterial, diabetes mellitus, infecciones en vías urinarias, embarazo y cefalea, entre otras.

En atención psicológica hubo 8 mil 303 consultas, 4 mil 105 trabajos de contención individual, 444 contenciones grupales y 314 intervenciones en crisis. Dieron 634 pláticas de saneamiento básico.

Con información de La Silla Rota

[relativa3]