Xalapa, Ver.- Anualmente en Veracruz se detectan mil 700 nuevos casos de VIH, y hay un aumento significativo de casos en indígenas y jóvenes en edad universitaria, advirtió la integrante del Grupo Multisectorial, Patricia Ponce Jiménez.

En entrevista, lamentó que a pesar de que en Veracruz el VIH es una epidemia que no ha podido ser controlada, las autoridades estatales no han implementado una política de salud pública encaminada a la prevención de esta enfermedad y actualmente ni siquiera se tiene un registro de cuántos indígenas viven con VIH.

[relativa1]

"Anualmente el estado de Veracruz en los últimos años no tiene menos de mil 700 nuevos casos de VIH y es algo que no logramos detener; el crecimiento de la epidemia en el estado es algo que no logramos detener, no solo consideramos que es un problema de salud pública sino una emergencia estatal".

Incluso, reprochó que de los 60 millones de pesos etiquetados para el Programa Estatal de VIH, el Gobierno del estado solo haya entregado hasta el momento 10 millones de pesos, lo cual consideró que pone en evidencia la falta de una estrategia integral para contener la epidemia.

"Dónde está el liderazgo del Gobierno del estado de Veracruz, del Secretario de Salud, de la Directora de Salud Pública, les molesta que les diga esto, pero no lo veo. No me interesan los reflectores, lo que me interesa es la salud pública y como grupo no la vemos".

Advirtió que en orden de detección de casos es el puerto de Veracruz el que ocupa el primer lugar a nivel estatal, seguido de Coatzacoalcos, Xalapa, Córdoba, Orizaba, Poza Rica y hay un aumento en los últimos años de casos en Cosamaloapan.

"Es una región que nos preocupa mucho por el alto número de casos de Sida y VIH y el otro que nos preocupa es San Andrés Tuxtla porque tiene el segundo lugar a nivel estatal por número de casos acumulados de VIH".

[relativa2]

Dijo que en ambos casos el aumento está relacionado con el flujo migratorio de extranjeros pero también de connacionales que van de paso hacia otros estados o a Estados Unidos.

"En estos dos lugares y tendríamos que agregar Pánuco nos está refiriendo a población indígena y es la nueva trayectoria de la epidemia. Nos preocupa enormemente no porque valgan más las personas indígenas sino que el VIH tomé un rostro indígenas".

En este tema, lamentó que si de manera general no existen políticas públicas encaminadas a contener la epidemia, mucho menos las hay para atender a la población indígena y migratoria con VIH.

"El sector salud sigue vinculando la idea del VIH en grupos de riesgo que no existen, por eso es tan difícil trabajar porque no hay registros. Si no hay registro, lo que no tiene nombre y apellido no existe y no se tiene una política pública".

En el caso de los jóvenes en edad universitaria, detalló que cada vez más son detectados con VIH y ejemplificó que tan solo en el Capasits de Xalapa, de cada 10 nuevos casos, al menos la mitad corresponden a jóvenes.

Por ello, reprochó que el liderazgo para enfrentar la epidemia esté en manos de la sociedad civil y grupos organizados, pero que no haya corresponsabilidad del Gobierno del estado en esta lucha.

Avc

[relativa3]