El presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) de Baja California Sur, Silvestre de la Toba Camacho, y su hijo, fueron asesinados esta anoche en una balacera en la que también resultaron heridas su esposa e hija.

La balacera se registró cerca de la siete de la noche en las calles Luis Donaldo Colosio y Forjadores de Sudcalifonia.

[relativa1]

El presidente de la CEDH de 47 años de edad y su hijo Fernando de la Toba Lucero, de 20 años, murieron en el tiroteo, mientras que su esposa y su hija de 18 años, resultaron heridas, por lo que fueron trasladadas a un hospital de la localidad.

El titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, condenó la ejecución.

"La CNDH informa que se han emitido medidas cautelares para garantizar la seguridad de los familiares del licenciado de la Toba Camacho y de todo el personal de ese organismo local, previo acuerdo con la persona que sea designada para hacerse cargo del despacho del Ombudsman de Baja California Sur", explicó.

Así mismo, la Comisión exigió a las autoridades estatales y federales realizar una investigación inmediata y a fondo que ubique a los asesinos y los ponga ante la autoridad correspondiente para que el crimen no quede impune.

[relativa2]

La Secretaría de Gobernación también condenó el asesinato a través de un comunicado.

Ayer la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) reportó el asesinato de siete personas, seis en San José del Cabo y una en Ciudad Constitución, entre ellas dos mujeres.

Con información de La Silla Rota

[relativa3]

Foto: elinformantebcs.mx