SEÚL.- Las constantes pruebas de misiles y nucleares de Corea del Norte representan un claro desafío a la comunidad internacional que ha impuesto en la última década sin éxito varias sanciones a las violaciones del país asiático.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas anunció que realizará este miércoles una sesión de emergencia a fin de abordar el nuevo lanzamiento de un misil balístico intercontinental por Corea del Norte este martes.

[relativa1]

El lanzamiento sucedió luego de dos meses en que Corea del Norte se abstuvo de realizar pruebas relacionadas con su programa para desarrollar armas nucleares.

El misil se mantuvo en el aire por poco menos de una hora y voló más de 900 kilómetros antes de caer en el Mar de Japón.

El programa bélico de Corea del Norte ha mostrado en los últimos años sus avances para miniaturizar ojivas nucleares que puedan instalarse en misiles intercontinentales y sean capaces de alcanzar territorio estadunidense.

Sumado a sus amenazas contra sus dos aliados en la zona como son Corea del Sur y Japón.

Las primeras sanciones fueron aprobadas en 2006 y 2009, luego de las dos primeras pruebas atómicas, mientras que otras dos series de sanciones siguieron en 2013, luego otras dos en mayor parte económicas en 2016 y finalmente una a inicios de agosto de 2017 con el objetivo de privar al país de mil millones de dólares de ingresos provenientes de sus exportaciones de hierro, carbón y pesca.

En la lista de sanciones se encuentran medidas como el embargo de armas, la prohibición a la importación y exportación de algunos equipamientos y tecnología, con el fin de impedir que Pyongyang realizara ensayos nucleares o de misiles balísticos.

También se ha extendido a todos los equipamientos militares, a las transacciones financieras y a la formación técnica relacionada con el aprovisionamiento y utilización de armas y tecnología nuclear y balística.

Otra de acciones que se han sumado con el paso de los años es la de permitir a los países de tránsito requisar y destruir todo equipamiento relacionado con programas de armas norcoreanos.

Además de las sanciones internacionales tomadas por la ONU, Estados Unidos, la Unión Europea y Japón decidieron una multitud de sanciones unilaterales.

[relativa2]

En tanto, Estados Unidos volvió a incluir a Corea del Norte en la lista negra de naciones que patrocinan el terrorismo.

Sin embargo, las reiteradas sanciones hasta ahora no han impedido que Corea del Norte continúe con su desarrollo de misiles y asegura que ahora tiene la capacidad de lanzar un ataque contra todo Estados Unidos.