En el primer año de labores legislativas, el Congreso de Veracruz ha servido como cuadrilátero para diputados del Partido Acción Nacional (PAN) y Movimiento Regeneración Nacional (Morena); afrentas entre la primera y segunda fuerza política que prometen avivarse de cara a los comicios electorales de 2018.

La discusión más reciente tuvo lugar en el pleno legislativo, el pasado 30 de noviembre. Durante la comparecencia de Miguel Ángel Yunes Linares por su primer informe de gobierno la bancada morenista criticó la falta de transparencia en el manejo de las finanzas públicas, la política social concentrada en el programa Veracruz Comienza Contigo y la inseguridad, que ha sido una constante en 2017.

[relativa1]

Los señalamientos tuvieron respuesta del ejecutivo estatal, quien contestó a Amado Cruz Malpica, líder de la bancada de Morena, que el descrédito en su administración se debe a que “usted extraña a Fidel Herrera y a Duarte; había una buena relación”.

Sin embargo, las diferencias entre los dos partidos con mayor representación en el congreso datan del 28 de diciembre de 2016, cuando Miguel Ángel Yunes Linares solicitó un plazo de 90 días para modificar el Presupuesto de Egresos de 2017, en aras, dijo, de conseguir un equilibrio financiero.

Las diferencias llegaron cuando la prórroga terminó y, las modificaciones no fueron esclarecidas al Poder Legislativo y, además, según el documento entregado por el ejecutivo, preveía ajustes a lo largo de 2017.

El 04 de abril, Amado Cruz Malpica, criticó que la propuesta faltaba al artículo quinto transitorio por no presentar claras las modificaciones al Presupuesto de Egresos y no se ajustaba al Plan Veracruzano de Desarrollo.

“Esta medida pone en marcha un estado de excepción constitucional en materia financiera, pues el estado constitucional significa, entre otras cosas, la limitación y control del poder político mediante normas jurídicas que involucran el ejercicio y control del erario y la rendición de cuentas respectiva”, señaló en entrevista.

PAN arrebató a Morena Junta de Coordinación Política

El 08 de septiembre de 2017, la bancada de Morena asumiría la presidencia en la Junta de Coordinación Política (Jucopo), pero, tras una maniobra estratégica, el PAN sumó a sus filas a dos diputados de extracción priista y con ello retuvieron el mando.

Según los acuerdos al inicio de la LXIV Legislatura, el PAN asumiría la presidencia de la Jucopo por diez meses; Morena ocho; y al PRI seis, a partir de mayo del 2018. Ello, sustentado en la representación legislativa de cada partido.

Tras la falta de acuerdos, el 08 de septiembre los coordinadores de las fracciones de Morena, PRI y Juntos por Veracruz desconocieron al aun presidente Sergio Hernández Hernández, afiliado al PAN.

El grupo de Morena se sumó a una demanda de amparo presentada por los coordinadores del PRI y Juntos por Veracruz ante la Sala Constitucional del Tribunal Superior de Justicia del Estado, misma que fue desechada el 14 de noviembre. “Se han violentado de manera muy abierta, impune e irresponsable las disposiciones internas del Poder Legislativo”, recriminó Amado Malpica. 

Eva Cadena, la discordia entre Morena y PAN

Eva Cadena Sandoval, quien fuera elegida como diputada por Morena en el distrito de Coatzacoalcos, fue exhibida mediante tres vídeos recibiendo un millón de pesos en favor de Andrés Manuel López Obrador, a decir de la militancia panista.

La hoy legisladora con licencia, renunció a las filas de su partido al señalar en diversas entrevistas que no fue respaldada por su militancia. Y, si bien, no respaldó la teoría de haber recibido fondos en favor de la campaña de Obrador, renunció a su cargo y a la candidatura por el municipio de Las Choapas.

Amado Cruz Malpica, criticó que la difusión de tres videos en que fue sorprendida Cadena Sandoval recibiendo fondos no comprobables, fue utilizada para golpear a Morena, en medio de un proceso electoral, donde se renovaron, el 05 de junio de 2017, las 212 alcaldías en Veracruz.

[relativa2]

“De un plumazo", diputados desecharon Ley por Agravio Comparado

Otro desencuentro se registró el pasado 22 de septiembre, cuando diputados locales declararon improcedente la iniciativa de reformar el Código Penal de Veracruz que despenalizaría el aborto antes de las 12 semanas de gestación y ampliaría las causales. La propuesta fue presentada por la diputada de Morena, Tanya Carola Viveros Cházaro.

Viveros Cházaro, argumentó que si bien, el estado de Veracruz contempla una causal para la Interrupción Legal del Embarazo (ILE), las víctimas de violaciones deben denunciar antes de los 90 días, un obstáculo para quienes sufren traumas y no asimilan el embarazo no deseado a tiempo y para las mujeres más marginadas en la entidad, principalmente de comunidades indígenas.

Ante la negativa de los legisladores, en su mayoría panistas, activistas criticaron que su decisión fue un reflejo de su relación con los poderes empresariales y eclesiásticos. “Hoy quedó demostrado que los diputados se mueven al son que la Iglesia les toque, y que tienen injerencia política pese al principio de la laicidad constitucional”.

Veracruz Comienza Contigo, “una estrategia electoral”

El programa Veracruz Comienza Contigo, ejecutado por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) según sus bases busca para combatir la pobreza y el rezago social en a la entidad, sin embargo, ha sido objeto de críticas por la bancada de Morena, al considerarlo una estrategia electoral.

Daniela Griego Ceballos, diputada por el distrito de Xalapa, criticó una negativa del gobernador por informar al Congreso Local sobre los pormenores de su implementación, además de no aclarar la regulación de su partida presupuestal y si, como se citó en medios nacionales, es distribuido por militantes del PAN o PRD.

“Aparece el gasto general de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) pero no hay desglose de cuántos recursos se asignaron, del padrón de beneficiarios, de los municipios donde se ha repartido”, refirió a E-Consulta Veracruz.

En tanto, Amado Cruz Malpica, durante la comparecencia de Miguel Ángel Yunes Linares por su Informe de Gobierno, señaló que “la pobreza es un problema multifactorial que no sólo se atiende a través de una despensa mensual”, sino con servicios y bienes como la educación, vivienda, salud y seguridad social.

“Nos preocupa la manera en la que operan los programas sociales estatales, concentrados en una sola Secretaría, siendo alimentada de diversos fondos tanto estatales como federales, destinando enormes cantidades para su funcionamiento, y los posibles usos que en materia electoral puedan recibir. Veracruz requiere una Política Social con miras al futuro, y no con miras mensuales”, refirió.

[relativa3]