El tamaño del pene es muy importante para los hombres, pero el verdadero truco no está en la cantidad, sino en la calidad, como dirían muchas mujeres “lo importante es saberse mover”. Con un pene pequeño hay que concentrar los esfuerzos con el ángulo de penetración para conseguir el máximo placer para ella. Nicci Talbot, experta en sexualidad y bienestar.

De acuerdo con Publimetro, el tema de tenerlo grande o pequeño al parecer ha sido un básico en las conversaciones de hombres y mujeres. En muchas ocasiones se ha cuestionado sobre si el tamaño importa o no, pero esto no es un factor determinante para complacer a tu pareja, ni tampoco una causante para sentirte menos por tener a tu amigo en otro rango.

[relativa1]

Para quitarte los miedos y las inseguridades sobre tu miembro, es importante tener buena actitud y conocer a la perfección tu cuerpo y el de tu pareja para saber cómo aumentar el placer sin importar que tan dotado estés.

Todos los hombres en este mundo pueden encontrar sin problemas el punto G de la mujer. Este se encuentra a tan solo 7cm aproximadamente de la vagina haciendo que cualquiera pueda llegar a el de una u otra manera.

Sabiendo donde está el punto de placer de la mujer todo se te hará más fácil. A continuación, te diremos alguna de las posiciones más satisfactorias que puedes hacer si sabes que el tamaño de tu pene no es muy grande.

El bandolero

El bandolero es de las posiciones que ayudan a cualquier hombre con un pene pequeño. Deja que tu pareja se acueste boca arriba y coloque sus piernas sobre tus hombros. La clave está en que sus piernas deben estar totalmente flexionadas para que tú tengas mayor penetración.

La tumbona

Para una mayor penetración, la tumbona es la mejor opción. En esta posición tendrás que estar sentado con las piernas estiradas sosteniéndote con las manos y dejando que ella se coloque encima de ti con sus piernas en tus hombros y ligeramente flexionadas. Las primeras veces puede costar un poco de trabajo debido a la fuerza y resistencia que necesitan ambos en los brazos. Después de que la dominen les aseguramos que van a querer repetir.

El águila

Aquí todo dependerá de ti. La fuerza, el movimiento y el equilibrio. Coloca a tu pareja sobre la cama y ponte enfrenta de ella en rodillas. Tendrás que levantar sus piernas, abrirlas simulando a un águila en vuelo y sostenerlas todo el tiempo para evitar que ella se canse.

[relativa2]

La llave cruzada

Si quieres llevarla al máximo, entonces intenten hacer esta posición que seguramente se convertirá en sus favoritas. Antes que nada, necesitan una mesa con gran soporte. Después de tener un mueble que te quede a la altura, ahora sí haz que tu novia se acueste sobre el y ponga sus piernas en tus hombros, pero cruzadas. Si notas que está un poco incómoda, tú serás el encargado de acomodarla.

Cowgirl al revés

Cowgirl a la inversa, esta es una de las mejores posiciones para lograr tener mayor placer. Tú tendrás que estar acostado boca arriba y ella encima de ti dándote la espalda. El trabajo y la intensidad del movimiento dependerá de ti, así que asegúrate de tener buen ritmo.

Nirvana

La posición nirvana es muy parecida a la del misionero, pero el placer es mayor. Recuesta a tu pareja boca arriba haz que permanezca estirada completamente. Tendrás que sostener sus brazos por encima de su cabeza para mayor control. Dile a tu pareja que cierre lo más que pueda las piernas para tener más sensación.

Esfinge

Para lograr esta posición es necesario que tu pareja tenga un poco de elasticidad. La mujer tendrá que estar acostada boca abajo sosteniéndose con sus antebrazos para mantener el pecho levantado de la cama. Deberá colocar una pierna estirada y la otra doblada. Aquí no se necesita mucha intensidad en el movimiento por la posición de las piernas.

Perrito

Un clásico que nunca tendrá vigencia. La posición del perrito trae muchos beneficios y placer a ambos. Con tan solo sentir que tienes total control sobre ella hará que tu intensidad aumente y transmitas todo lo que quieres a tu pareja. Se recomienda tener la suficiente fuerza en las piernas de ambos para mayor control y duración.

Caracol

Esta es una de las posiciones preferidas de las mujeres y que generalmente todo hombre disfruta. Haz que tu novia se recueste boca arriba con un cojín a la altura de su espalda baja y2 que coloque sus piernas en tus hombres haciendo una flexión en la que sus rodillas toque su propio pecho. Te aseguramos que la posición del caracol no falla en ningún momento.

¿Te atreves a probarlas?

Con información de La Silla Rota

[relativa3]