En el destape de Ricardo Anaya como aspirante a la Presidencia de la República, más que una alianza electoral en su respaldo,  quedó al descubierto la ausencia de grandes liderazgos entre los partidos aliados así como el vacío de la estructura militante tanto del PRD como de Movimiento Ciudadano.

[relativa1]

En el evento para confirmar su intención de contender por la candidatura presidencial, Anaya Cortés fue arropado por gobernadores de su partido, pero no así por los mandatarios del PRD Silviano Aureoles, Arturo Núñez, Graco Ramírez y Miguel Ángel Mancera quien también aspiraba a encabezar el Frente.

Hasta en su partido Ricardo Anaya fue desairado por algunas figuras, entre ellas Rafael Moreno Valle, ex gobernador de Puebla que también buscó entrar en la batalla por la sucesión presidencial, así como el actual mandatario Antonio Gali.

Desde un centro de convenciones en la Ciudad de México, donde se dieron cita líderes de las tres fuerzas políticas así como cientos de militantes principalmente panistas (destacó la ausencia de perredistas y afiliados a MC), Ricardo Anaya insistió en que está relación aliancista es la única vía para lograr la transformación de México.

A tan solo dos días del registro de la coalición nuevamente agradeció a cada integrante que participó en las negociaciones para hacerla efectiva.  "Con está alianza vamos a llegar a la presidencia para transformar la realidad del país".

"Decían que era imposible que nos pusiéramos de acuerdo tres fuerzas políticas diversas, para conformar una plataforma electoral y un programa de gobierno, decían que no era posible que se registrara la coalición. Tres veces por semana la ´comentocracia´ declaraba muerto al Frente. Hoy les respondemos, como dice el poeta y dramaturgo Zorrilla: los muertos que matáis, hoy gozan de cabal salud", expresó.Ricardo Anaya criticó a sus adversarios José Antonio Meade (PRI) y Andrés Manuel López Obrador (Morena), al afirmar que el primero representa la continuidad de un régimen "agotado y corrupto", "la permanencia de un pacto de impunidad"; mientras al tres veces candidato presidencial lo describió como un político "de ideas viejas y fracasadas".

Pero las críticas no cesaron ahí, el ex dirigente del PAN y hoy aspirante presidencial también reconoció que las políticas implementadas en los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón no dieron los resultados que el país esperaba.

"México requiere un cambio, pero no cualquier cambio. Cambiaron algunas cosas en la superficie del iceberg pero las estructuras quedaron intactas".

Ricardo Anaya resaltó que PAN-PRD y MC irán juntos al 2018 para defender objetivos primordiales: el combate a la corrupción y a la impunidad; el fin de la pobreza y la desigualdad; la recuperación de la paz y la tranquilidad; así como el fortalecimiento económico.

"Nuestra coalición está más fuerte que nunca, vamos juntos, vamos con fuerza, vamos con entusiasmo, vamos con convicción al encuentro, a cambiar la historia (...) no tengo ninguna duda y ustedes tampoco deben tenerla que vamos a transformar a nuestro país el próximo 1 de julio vamos a ganar la presidencia de la República".

[relativa2]

Al evento asistieron los nuevos dirigentes del PAN y del PRD, así como el lider de MC, Damian Zepeda, Manuel Granados y Dante Delgado. También se dieron cita gobernadores de diferentes entidades entre ellos Javier Corral (Chihuahua), José Rosas Aispuro (Durango), Francisco Domínguez Servien (Querétaro) y Carlos Joaquín González (Quintana Roo).