Veracruz, Ver.- Francisco Javier Ábrego, de 27 años de edad,  trompetista de la agrupación “Los Flamers” falleció esta madrugada, a consecuencia, de acuerdo con sus familiares, de una negligencia médica.

Ábrego se accidentó con el resto de los miembros del grupo musical la madrugada del sábado 9 de diciembre; fue trasladado a una clínica en Chiapas.

Presentó una fractura de fémur, que no fue bien atendida - de acuerdo con los familiares - por lo que se le generó un coágulo que le provocó un paro cardiorespiratorio.

[relativa1]

En una entrevista telefónica con la radiodifusora “Grupo FM” Jaime León Perea, Secretario General del Sindicato de Músicos de Veracruz aseguró que Idalia Pérez, representante de la agrupación y esposa del líder de la misma Roberto Bueno Campos - subsecretario de turismo -, no se hizo cargo del resto de los heridos.

“Es increíble que por una fractura mal atendida, porque lo que provocó es que se hiera la arteria, y vinieron complicaciones al pulmón, que fue el desenlace de Panchito”

“Panchito estaba gritando de dolor doce horas porque no había quien atendiera, no hubo quien llegara a recogerlos, se lo llevaron al Hospital en camionetas de Protección Civil, eso no puede pasar.”, dijo.

Bueno Campos fue trasladado hace dos días a una clínica en la ciudad de México, en una ambulancia aérea proporcionada por el gobierno del Estado de Veracruz, para que fueran atendidas sus heridas, que se consideraban muy delicadas.

[relativa2]

León Perea señaló en la entrevista que a otro de los miembros de “Los Flamers”, Javier Durán, no lo dejaban salir de la clínica en Chiapas, porque no hay quien responda por los gastos médicos; a pesar de que él y el subsecretario de Turismo se hallaban en el mismo hospital internados.

“Solo quedaría Quico Herrera. La representante de Los Flamers - Idalia, esposa de Roberto Bueno,- se había comprometido que hoy a las ocho de la mañana le mandaba su boleto de avión.

“Javier tiene desplazamiento de Cadera y Quico dos fracturas en el brazo. Están detenidos porque no hay quien los apoye”, explicó.

Aseguró que los músicos, deben contar con un seguro de gastos médicos y de vida, sobre todo porque se trasladan por su actividad, a diversas ciudades muy a menudo.