ALONDRA OLIVERA / CORRESPONSAL

OAXACA, Oaxaca.- El precandidato presidencial de la coalición "Por México al Frente", Ricardo Anaya, tuvo un evento deslucido en Oaxaca y no prendió a los simpatizantes, aunque en su discurso adelantó otro plan de gobierno: revisar la Reforma Educativa.

Contrario a las demandas magisteriales, no prometió revertirla, pero admitió que se debe tener apertura a modificarla en caso de que sea necesario, debido a que las leyes "son perfectibles".

"La reforma educativa ha sido fundamental la implementación que ha sido muy deficiente por parte del gobierno federal, nuestra apertura a revisar cualquier pieza legislativa de cualquier ley siempre debe haberla, porque las leyes son siempre perfectibles", destacó.

Durante el primer encuentro en la entidad que sostuvo con la militancia perredista, naranja y hasta la azul de su mismo partido político, no tuvo el eco esperado.

Desde su arribo a la entidad, en el aeropuerto internacional Benito Juárez, pasó desapercibido; a su encuentro acudió Natividad Díaz, dirigente estatal del Partido Acción Nacional.

Después de sostener una reunión en privado con panistas, Anaya Cortés se entrevistó con el resto de militantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC), en conocido hotel de la ciudad capital, pero no congregó ni 2 mil personas, a pesar de que el PRD es representa la tercera fuerza política en el estado.

Tampoco hubo momentos de euforia; sin embargo, aseguró en Oaxaca que ganará la Presidencia de la República el próximo 1 de julio, ya que se considera el mejor candidato al cargo, con un trabajo inteligente y con visión de futuro.

Aseguró que ni José Antonio Meade del PRI, ni López Obrador de Morena, cumplen con éstas propuestas porque sólo derivan de más engaño a la población.

"José Antonio Meade habla de transparencia y combatir la corrupción, cuándo el PRI ha sido transparente y honesto; por su parte López Obrador habla de atender a las familias de México, pero propone una amnistía con el narco", manifestó.

El precandidato criticó los robos millonarios cometidos por gobernadores del triocolor, y recientemente lo ocurrido con las tarjetas Bansefi para los damnificados, "no respetan ni el dinero de la gente más pobre que perdió su casa", dijo.

Ante sus seguidores, manifestó que su campaña se centra en tres ejes fundamentales: acabar con la corrupción, con la pobreza extrema y con la impunidad.

Anaya Cortés dijo que de llegar a la Presidencia de México, en su administración no habrá venganza a los políticos corruptos porque será la justicia quien se encargue de revisar y de castigar.

Con información de La Silla Rota