CIUDAD DE MÉXICO (La Silla Rota).- La coalición Juntos Haremos Historia, conformada por Morena, Encuentro Social y el Partido del Trabajo sigue incorporando a sus filas a personajes que, en su momento, vociferaron en contra de su ideología o simplemente pertenecieron a partidos rivales.

Hay quienes, incluso, hace seis años, los primeros lo consideraban "un peligro para México".

En la lista, se encuentran Cuauhtémoc Blanco, ex futbolista; Lily Téllez, ex colaboradora de TV Azteca; Gabriela Cuevas, ex panista; los políticos, Esteban Moctezuma Barragán, Manuel Bartlett y René Fujiwara, nieto de Elba Esther Gordillo. ¿Quién más se unirá esta semana?

[relativa1]

Cambio de postura

La primera de la lista, Lily Téllez, ya sufrió los embates en redes sociales por apoyar la causa de AMLO. La comunicadora arremetía, hasta el sexenio pasado, en contra del tabasqueño llamándolo, incluso, "un peligro para México". Así se expresaba en twitter: "El cargo de AMLO es Presidente del Consejo de Morena; o sea, líder moral, espiritual y absoluto de su propia iglesia. Ahora, a mantenerlo".

Años después, Téllez informa que buscará un puesto de elección popular por Morena. "Voy a buscar tener la candidatura al Senado, como candidata externa por Morena; no me voy a afiliar al partido", dijo en entrevista.

Además agregó: "después de todos estos años en los que muchos creíamos, de buena fe, que López Obrador era eso, un peligro para México, ahora vemos que era una falacia. Es cierto, es un hombre de excesos y tiene muchos errores, pero de eso a compararlo con el presidente Nicolás Maduro y aseverar que llevaría a México a una situación similar a la de Venezuela, hay una enorme distancia, no hay punto de comparación.

"Yo ya no creo que AMLO es un peligro para México. Creo que es en primer lugar un peligro para sí mismo, para sus propias aspiraciones políticas, cuando le da rienda suelta a su intolerancia, pero fuera de eso, hay que reconocer que El Peje ha demostrado tener razón en muchas de sus aseveraciones", aseguró recientemente.

El caso blanquiazul

La segunda en esa línea es Gabriela Cuevas, actual senadora por el PAN. Su caso extrañó a militantes debido a que en abril de 2005, cuando AMLO iba a ir a la cárcel acusado de desacato por desobedecer una orden judicial para devolver un terreno expropiado ilegalmente por su gobierno, dos diputados locales del PAN evitaron su encarcelamiento.

Ellos eran Jorge Alberto Lara, diputado por Tlalpan, y Gabriela Cuevas Barrón, diputada por Miguel Hidalgo. Ambos, pagaron una fianza de dos mil pesos para evitar que AMLO se convirtiera en mártir desde el Reclusorio Norte. Según Cuevas, todo esto fue hecho bajo la aprobación del entonces candidato a la Presidencia, Felipe Calderón.

Cuevas aseguraba, "al jefe de Gobierno no le gusta cumplir la ley...Que enfrente el juicio y la ley en libertad, ya no queremos que siga utilizando ni las instituciones ni los recursos públicos para manipular y guardar sus propios errores, mucho menos para hacer un proceso de engaño para la ciudadanía".

Ahora, la senadora justifica así su incorporación a Morena. "Mi lucha es por una construcción de la democracia más justa y libre en nuestro país". Y agregó: "La única forma de hacer realidad el cambio democrático es participar. Hoy, después de 18 años de gobiernos de alternancia, lo tengo claro: no fue suficiente. No logramos cumplir con los anhelos de inclusión, pluralismo y desarrollo. Tenemos una deuda con millones de familias que no pueden esperar más".

De acuerdo con Fernando Herrera, coordinador de Acción Nacional en el Senado, la decisión de la legisladora se debió a que ella solicitó un escaño en la Cámara baja y al negársele prefirió emigrar a otro partido. "Cuevas exigió un lugar plurinominal en la Cámara de Diputados, la cual no se le garantizó debido a que los tiempos no están para esas definiciones", dijo en conferencia de prensa.

[relativa2]    

También el nieto

Y, aunque no tienen un antecedente de controversia con AMLO, como los personajes antes citados, su adhesión a su causa llama la atención por pertenecer a corrientes contrarias al ideal de Morena.

 En este tenor está René Fujiwara, nieto de Elba Esther Gordillo, y quien este lunes formalizó su apoyo a la causa lopezobradorista. Fujiwara fundó el partido Nueva Alianza, del cual es actualmente diputado federal.

El joven legislador escribió en sus redes sociales que se une al proyecto de Morena porque su líder está con los maestros, conoce el país y es optimista. "México no necesita de tecnócratas educados en salones internacionales alejados de la realidad nacional".

Y remató instando al magisterio y a Nueva Alianza a unirse al proyecto del tabasqueño. Cabe resaltar que Nueva Alianza va en coalición con el PRI. No obstante, Fujiwara remarcó en ese sentido que, aunque su familia y él tienen aprecio con José Antonio Meade, ´él no representa una alternativa´".    

Asimismo, Esteban Moctezuma, secretario de Gobernación y de Desarrollo Social en el sexenio de Ernesto Zedillo y quien actualmente es Presidente ejecutivo de Fundación Azteca terminó por adherirse al grupo de Morena. "Vengo a ayudar a AMLO, no a Morena. Fui invitado a un grupo plural donde cada quien dará su visión de la realidad", dijo en entrevista con el portal La Silla Rota.

Lo mismo sucede con el senador Manuel Bartlett, quien ahora es parte del movimiento de AMLO. "Vamos por lo mismo, un país que se está hundiendo, que ha perdido soberanía abiertamente por decisiones internas del propio Presidente de la República, no cuestionado por los otros partidos".

Con información de La Silla Rota

[relativa3]