Una cámara en el bar Jamaica Inn, en Reino Unido, captó el momento en que un teléfono fijo se descuelga sin razón aparente.

Las redes hablan de un suceso paranormal.