Boca del Río, Ver.- Antes del partido entre los Tiburones Rojos del Veracruz y los Rojinegros del Atlas de Guadalajara, hubo varias riñas entre las dos porras que dejaron destrozos en autos, casas y terror entre los vecinos del Fraccionamiento Virginia de Boca del Río.

[relativa1]

A través de publicaciones en redes sociales, los colonos dieron a conocer fotografías y videos de las agresiones que sufrieron, pidiendo al gobierno estatal que imponga orden durante y antes de los encuentros, o de plano cancele los permisos.

El domingo por la tarde, ambos equipos se enfrentaron en el estadio Luis "Pirata" de la Fuente. El juego fue ganado por el equipo local, conservando así las esperanzas de salvare del descenso.

Sin embargo, antes del juego, las porras protagonizaron una batalla campal en varios puntos del fraccionamiento circundante, dejando varios heridos por golpes, ninguno de gravedad.

Aunque los vecinos han denunciado estos hechos desde hace años, el domingo se suscitó un hecho insólito, los fanáticos del Atlas invadieron propiedad privada, metiéndose en varias casas de familias boqueñas.

Los tapatíos buscaron refugio de la porra de Veracruz en las viviendas, rompiendo cosas de valor de los propietarios quienes no sabían cómo sacarlos.

Varias personas están demandado a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado mayor resguardo para que no vuelva a pasar, o de plano, que suspendan los partidos que están por venir.

[relativa2]