Veracruz, Ver.- El Hospital Infantil de Veracruz, inaugurado por el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares el 28 de febrero de este 2018, todavía no abre sus puertas al público, permanece cerrado, sin funcionar.

[relativa1]

En la ceremonia del corte de listón, el mismo mandatario panista afirmó que el edificio recibiría sus primeros pacientes el domingo 18 de marzo.

Incluso, en un comunicado enviado por la Secretaría de Salud, se detalla que, en una primera etapa, del 1 al 10 de marzo, realizarían recorridos guiados a la población para que conocieran la torre.

Del 10 al 18 se supone que trabajarían en la calibración de los aparatos y desinfectando todos los pisos, sin embargo, este 19 de marzo todavía no funciona.

En la silla de recepción hay un elemento femenino del IPAX, sin embargo, las puertas eléctricas están apagadas, sólo un empleado de intendencia asoma la cabeza para decir que no hay atención, que, en todo caso, los niños deben acudir al viejo Hospital Regional de Alta Especialidad.

La antes llamada Torre Pediátrica fue iniciada en los últimos meses del sexenio de Fidel Herrera Beltrán, por años el proyecto estuvo detenido por falta de presupuesto.

No hubo avances en la administración de Javier Duarte de Ochoa y los ochos pisos que conformaban el complejo estuvieron abandonados, echándose a perder.

Una vez que llegó Yunes Linares al gobierno del estado de Vetacruz, en el 2016, detuvo al empresario constructor de la obra, César Morando y al exsecretario de Salud, Antonio Nemi Dib, por los supuestos malos manejos presupuestales en la edificación de la torre.

En 15 meses de gobierno, el mandatario panista anunció que, por fin, estaba lista para dar servicio, inaugurándola el 28 de febrero, prometiendo que el 18 de marzo empezaría funciones, cosa que no resultó cierto.

[relativa2]