Starbucks y otras compañías vendedoras de café ahora están obligados a advertir a sus clientes que el café que comercializan contiene sustancias cancerígenas, dictaminó un Juez de Los Ángeles.

De acuerdo con e-consulta, dichas compañías se exponen a una multa millonaria por no haberlo indicado antes y saltarse la ley de California, que obligaba a las empresas a advertir a los clientes si existían sustancias químicas en sus productos que podrían causar cáncer.

 

A toast to a lighter roast.  Starbucks #BlondeEspresso 

Una publicación compartida de Starbucks Coffee (@starbucks) el

El origen de esta medida fue una demanda interpuesta en el año 2010, en donde se señala que el café que vende la empresa contiene altos niveles de acrilamida, un químico tóxico y cancerígeno que aparece cuando se tuesta el grano.

Un juez de California tomó esta medida luego de que ni Starbucks ni otras 90 empresas presentaran pruebas de que la presencia de acrilamida en sus cafés no supone un riesgo para la salud del consumidor.

 

Butterscotch, this way. #SmokedButterscotchLatte Regram: @katlovinglondon

Una publicación compartida de Starbucks Coffee  (@starbucks) el

Por lo pronto, las empresas tienen hasta el próximo 10 de abril para presentar recursos y Starbucks ha evitado referirse a esta sentencia.

Los demandantes piden indemnizaciones de hasta 2 mil 500 dólares por cada una de las personas que haya estado expuesta a la acrilamida desde 2002 hasta 2010.

Con información de La Silla Rota