Veracruz, Ver. -  El director de Turismo del ayuntamiento de Veracruz, Juan Bosco Pérez Acasuso, desestimó la lesión del niño que en marzo quedó enredado en el cable de teléfono que cruzaba una calle, cuando el menor viajaba en el segundo piso de un tranvía turístico abordado en el malecón.

[relativa1]

La madre del afectado, Citlalli Jácome, lamentó las declaraciones del funcionario municipal, quien dijo en una estación de radio local, que la marca que tenía el niño fue causada por la suciedad y grasa del cable, que nunca, según él, nunca quedó enredado.

En respuesta, la mujer aclaró que el director jamás vio a su hijo de manera personal, lo que le hace suponer que juzgó por las fotografías que ella subió a las redes sociales.

[relativa2]

Ante ello, explicó que la marca estaba negra porque la fotografía fue tomada 24 horas después del accidente, cuando el pequeño estaba en casa con un polvo color negro que le echaron en la lesión para minimizar la cicatriz.

Además, ella subió una nueva foto en la que muestra la laceración profunda que la víctima tuvo tres quedar atorado en el cable.

"Mencionó en una entrevista que lo negro se le veía a mi hijo en el cuello era grasa y suciedad del cable. Yo aclaro que la foto que él vio, puesto que jamás vio a mi hijo en persona, es de un día después, es decir, mi hijo ya estaba bañado y eso negro es el polvo de tepezcohuite que se le aplicó para cicatrizar".

[relativa3] 

La afectada dijo que ya está en pláticas con la compañía del tranvía, y pese a que no quiere tocar más a fondo el tema, quiso aclarar los señalamientos del director.

"No nos interesa crear polémica, pero no es justo que hable sin saber y que trate de minimizar el accidente. Eso se llama difamar. Y bueno gracias a Dios mi hijo está mejor, ya se le está despegando la costra, NO es grasa y suciedad".