Si tienes uno o varios perros seguro sabrás que requieren de muchos cuidados en su salud, ya que, al igual que nosotros, pueden presentar varias enfermedades, que si bien algunas de ellas no ponen en riesgo sus vidas, nunca está de más prevenir y saber de su existencia.

Cáncer

Sí, a los perros también les da cáncer. El cáncer canino es la primera causa de muerte en perros mayores de 10 años.

Los tipos de cáncer que mayormente presentan los canes son: linfomas, leucemia y cáncer en huesos. En el caso de las perras, las que no fueron sometidas a esterilización presentan cáncer de mama.

Diabetes

Al igual que en los humanos, la diabetes canina presenta síntomas como orina en exceso, hambre continua y gran necesidad de ingerir líquidos, así que si notas que tu perro ha cambiado de hábitos y comienza a presentar síntomas como estos, es mejor que vayas a realizarle una revisión con tu veterinario de confianza.

La diabetes en perros puede provocar la aparición de cataratas y eventual pérdida de la vista, pero con un tratamiento adecuado y suministro controlado de insulina, tu mascota puede llevar una vida como la de cualquier otro perrito.

Dermatitis

La piel de los perros suele ser extremadamente sensible, y aunque nos parezca muy graciosa la manera en la que se tallan en todas partes, esta podría ser una señal de alerta.

Los perros están expuestos, al igual que nosotros, a muchos agentes que podrían causarles alergias e incluso la aparición de hongos por rascarse el picor que les causan.

Si notas que tu perrito se rasca más de lo normal y que le provoca molestias, quizá sea momento de una visita al veterinario.

Ehrlichiosis

Tu perrito lleva días deprimido, no quiere jugar, no quiere comer y además has notado que su orina tiene sangre ¡cuidado! Podría tratarse de Ehrlichiosis, una enfermedad provocada por las garrapatas que afecta la médula ósea, provoca anemia y una considerable baja en el número de plaquetas.

Otitis

La otitis es una de las enfermedades más comunes en perros, ya que al tener orejas y conductos auditivos muy grandes se encuentran expuestos a diversas bacterias.

Este padecimiento se presenta en perros que están en constante contacto con el agua, que no tienen una higiene adecuada o que se rascan con mucha frecuencia. Si notas que tu mascota sacude mucho la cabeza, revisa que no tenga sus orejas u oídos rojos, así como que no presente secreciones o mal olor.

Con información de E-Consulta