Xalapa, Ver.- El DIF Estatal desvió más de 415 millones de pesos a 33 empresas fantasma cuando era presidido por la ex primera dama de Veracruz, Karime Macía Tubilla; esta fue la primera dependencia que realizó desvíos de recursos, con Tarek Andalá –diputado federal cercano a los Duarte- como director de Finanzas del Sistema.

De acuerdo con información publicada por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, corroboraron a través de solicitudes de información el desvío de 415 millones 78 mil 432 pesos del DIF en contratos a una red de 33 empresas fantasma o fachada.

El monto sería cuatro veces más que el revelado por la Fiscalía de Veracruz, que logró la orden de aprehensión por el presunto desvío de 112 millones de pesos a seis empresas fantasma por concepto de productos y servicios no entregados.

[relativa1]

De acuerdo con esta investigación periodística, el dinero se entregó en montos de mayor a menor los recursos a través de 119 contratos y con diferentes titulares de la dirección del DIF Estatal:

  • En 2011, el DIF otorgó 159 millones 527 mil pesos
  • En 2012, el monto bajó a 110 millones 737 mil pesos
  • En 2013, el monto bajó nuevamente a 43 millones 633 mil pesos
  • En 2014, sin embargo, fueron entregados 92 millones 918 mil pesos, lo que marca un repunte.
  • En 2015 y 2016, se registraron los montos más bajos, con 3 millones 261 mil pesos y 5 millones de pesos, respectivamente.

También se detalla que la empresa Maedason Sa de CV fue la que recibió la mayor cantidad de recursos con 42 millones 112 mil pesos por concepto de compra de picos, palas, triciclos de carga, chamarras, impermeables t materiales e insumos para estéticas.

Dicha empresa fue reportada por el SAT desde octubre de 2016 como inexistente.

Le sigue la empresa Solución Legarc SA de CV a quien le fueron otorgados 38 millones de pesos a través de 6 contratos, para la compra de “juguetes para niños de escasos recursos de 211 municipios”.

[relativa2]

Otros contratos son por concepto de compra que van desde sillas de ruedas para personas de la tercera edad, impermeables, chamarras, sanitarios ecológicos, botiquines y medicinas que no se comprobó de manera legal que hayan sido entregados.

Además, la investigación detalla que la entrega de los recursos ocurrieron con Karime Macías como presidenta honoraria del DIF pero con diferentes funcionarios a cargo de la dirección de Finanzas de la dependencia, de tal manera que:

  • Tarek Abdalá fue el primer responsable del manejo de los recursos, pues estuvo a cargo desde el arranque de la administración hasta febrero 2012, cuando es promovido como tesorero en la Secretaría de Finanzas y Planeación.
  • Astrid Elías Mansur continuó como directora de finanzas el resto de 2012.
  • Miguel Ángel Ortíz Romero, llegó al puesto en 2013.

Sobre las empresas y su modus operandi

Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad explica que los accionistas de las empresas son prestanombres, y en muchos casos, personas de bajos recursos y hasta militantes del PRI, y no tienen perfil empresarial.

También detalla que el DIF Veracruz simuló procesos legales de contratación bajo la modalidad de “licitaciones simplificadas”, en donde invitaba entre 3 yy cinco empresas fachada y que pertenecen a la misma red. En otros casos, simplemente pactó “adjudicaciones directas” con cualquiera de las excepciones que la ley permite y hasta se realizaron pagos sin contratos.

Finalmente, se expone que las 33 empresas fachada en realidad pertenece a una red más grande, de 400 empresas fantasma, información que será publicada en otra entrega.

[relativa3]