Veracruz, Ver. Juana Cuevas, esposa del candidato a la presidencia de la República, José Antonio Meade Kuribeña, tuvo una reunión con mujeres del PRI y del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en un hotel de la ciudad de Boca del Río.

Aunque ella no convocó a los medios de comunicación, varias candidatas del tricolor si lo hicieron, por lo que decenas de reporteros acudieron para tratar de entrevistar a la aspirante a primera dama.

[relativa1]

Sin embargo, los organizadores, en cuanto vieron cámaras y micrófonos colocaron vallas metálicas alrededor de la entrada al salón en donde realizarían el desayuno.

Sin empacho, frente a los periodistas, el personal uniformado con logos de Meade, decían que las medidas de seguridad eran tomadas porque ya había llegado la prensa.

Cerca de las 10 y media, arribó Juana Cuevas, que al ver a los medios de comunicación pidió al conductor que la bajara en la rampa, en el acceso a recepción.

[relativa2]

Pese a esto, los reporteros corrieron y alcanzaron a la esposa del candidato a quien le pidieron cinco minutos para una breve entrevista sobre sus impresiones del estado, ella no alzó la mirada e ignoró todo intento de cuestionamiento.

Apenas pasó el acceso al salón, varios escoltas cerraron las puertas de vidrio indicando que eran un evento privado, que los medios no pasaban, cerrando de frente a varios comunicadores.

[relativa3]