Veracruz, Ver. El 11 de julio, Alicia Morales Menabrito, de 28 años y su novio, Javier Vázquez Navarro, de 29, viajaron de Campeche a Coatzacoalcos, al sur del estado de Veracruz, para visitar a sus familiares. La pareja nunca llegó a su destino, fueron encontrados este miércoles, asesinados, con un narcomensaje en sus cuerpos.

Según datos oficiales, el joven trabajaba como empleado de la compañía petrolera Emerson, subcontratista de Pemex en la Sonda de Campeche y su pareja realizaba labores de ama de casa.

[relativa1]

Desde hace semanas decidieron visitar a la madre de Alicia Morales, en la colonia María de la Piedad, sin embargo, según notas periodísticas, fueron interceptados antes de llegar a la casa.

Los medios de comunicación de esa ciudad aseguran que los secuestradores pidieron cinco millones de pesos por dejarlos en libertad, dinero que habrían pagado a los delincuentes.

En la madrugada, ambos cuerpos fueron dejados en la banqueta de la calle Agustín Lira entre 20 de Noviembre y Jacarandas de la colonia 1 Mayo, en Coatzacoalcos, una de las zonas más peligrosas del país.

[relativa2]

En la mañana, el mismo gobernador Miguel Ángel Yunes Linares admitió que eran los turistas campechanos los que habían aparecido muertos.

Además, el mandatario panista admitía, por primera vez, en sus casi dos años de gobierno, que en su administración no habían podido frenar la violencia en esa región del estado.

El 11 de julio, los novios viajaban a bordo de un automóvil marca Honda, color blanco, con placas DJL-4110 del estado de Campeche, cuando fueron interceptados por los delincuentes.

[relativa3]

Sus familiares acudieron al Servicio Médico Forense (Semefo), para llevar a cabo el trámite de identificación y reclamar los restos de sus para darles sepultura.