Xalapa, Ver. -  Seis países del mundo y más de 12 estados de México utilizan la moneda indígena del Totonacapan; es decir, casi dos mil personas intercambian productos y servicios con el “Tumín”, a ocho años de haberse creado en el municipio de Espinal para apoyar la economía de aquella sierra.

[relativa1]

Son más de mil 700 socios de Baja California, Nuevo León, Sonora, Jalisco, Guanajuato, Oaxaca, Chiapas, Campeche, Tamaulipas, Guerrero, Coahuila, entre otros, explicó Juan Castro Soto, uno de los fundadores de este sistema monetario.

Además, comentó que Italia, Bolivia, Colombia, Brasil y Chile también se han sumado a este tipo de trueque, que consideró, beneficia tanto a productores, comerciantes y ciudadanos de escasos recursos económicos.

[relativa2]

“Los países han optado por ente tipo de intercambio de moneda ya que es equivalente a la moneda que ellos tienen en referencia al peso mexicano”, señaló, además mencionó que un Tumín puede equivaler un peso o un euro, en algunos países que participan en el intercambio.

La moneda comenzó su circulación en 2010 en el municipio de Papantla para uso regional, la idea surgió en la Universidad Veracruzana Intercontinental (UVI) como un proyecto de investigación de comunidades rurales.

[relativa3]

 La moneda fue causa de polémica y causó enfado del Banco de México, que interpuso una denuncia por “falsificación de la moneda nacional”, a pesar de ello, el trueque alternativo continúa como un tipo de economía solidaria.