CANCÚN, Q.ROO.- Las noches ya no son las mismas en Cancún. El narcomenudeo, la extorsión y el secuestro le han cambiado el rostro al centro turístico por excelencia de México.

La disputa por la plaza ha obligado a las autoridades a reforzar la vigilancia en la ciudad para mantener la seguridad de los turistas.

"Los Pelones" es una de las células criminales a las que el gobierno de Quintana Roo atribuye el incremento de la violencia.

Esta banda estaría detrás de homicidios y extorsiones a antros y bares de Cancún, Playa del Carmen y Tulum.  Pero también, con operaciones en varios municipios de la zona norte del estado, donde extorsionan negocios. También están detrás de numerosos homicidios en la entidad.

La célula, perteneciente al Cártel del Golfo, que hizo notar su presencia en 2017 recibió un golpe importante en los últimos días: la detención de Francisco Javier "N", alisas "El Fefe".

[relativa1]

El delincuente, integrante y uno de los líderes de "Los Pelones" fue detenido el pasado 27 de julio con armas de fuego y drogas.

De acuerdo con la Fiscalía de Quintana Roo, a "El Fefe" se le relaciona con al menos 20 homicidios y el ´cobro de piso´ a centros nocturnos.

El 5 de agosto fue detenido J.R.L.L., "El Chaparro", otro integrante de la organización criminal "Los Pelones". Este sujeto que controlaba la venta de narcóticos en la zona conocida como "El Crucero" en la avenida José López Portillo en Cancún.

Según la División Antidrogas de la Policía Federal (PF), "El Chaparro" utilizaba las instalaciones del hotel Casa Blanca para la venta de drogas, además de estar relacionado con ejecuciones en "El Crucero".

Es decir, estos personajes más sus secuaces mantenían en el hotel abandonado su base de operaciones, donde guardaban drogas, armas y dinero.

Al momento de la detención de "El Chaparro", se le decomisó una bolsa con 21 dosis de cocaína, 12 de crack y 3 de marihuana.

"El Chaparro" tras ser detenido.

Picos de violencia

En entrevista para LA SILLA ROTA, el Fiscal General del Estado (FGE), Miguel Ángel Pech Cen explicó que en Quintana Roo los picos de violencia se ha reflejado en un incremento de 93% en delitos de homicidios dolosos, y varios de los asesinatos están relacionados con el reacomodo de las células delictivas por la venta de narcóticos o narcomenudeo.

[relativa2]

Durante el primer semestre de 2018, de enero a julio se han iniciado 337 carpetas de investigación por homicidio, de los cuales 126 ocurrieron en la zona sur, mientras que la mayoría de los asesinatos son de la zona norte con 211. De acuerdo con la autoridad los crímenes fueron dolosos y ejercidos con armas blancas y de fuego.

La cifra de muertos aún no es mayor que 2017 cuando la Fiscalía de Quintana Roo inició 519 carpetas por homicidio en todo el estado.

El titular de la FGE detalló que en el estado los principales delitos por los que son aprendidos algunos integrantes de grupos criminales son principalmente por narcomenudeo, la extorsión o "cobro de piso" a negocios y por el control de la venta de brazaletes en discotecas y antros de zonas turísticas que también está vinculado con la venta de drogas.

Para el Fiscal de Quintana Roo este 2018 se ha logrado importantes detenciones con la intención de disminuir la violencia en el estado, entre ellos, integrantes de Los Pelones, del Cartel de Sinaloa y del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG), como Dioney Rolando alías "El nene", presunto operador del Cartel de Sinaloa que intentaba cruzar la frontera con Belice en compañía de cuatro sujetos.

También, el 1 de agosto, en Cancún arrestaron a ocho jóvenes, integrantes del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG), con diversas armas de fuego de alto calibre, además de vehículos y motocicletas.

Sin embargo, uno de los principales retos para la corporación de investigación en materia de homicidios es que es difícil conseguir información ya que en muchos de los casos las víctimas o los testigos se niegan a declarar, lo que provoca retrasos en los procesos de investigación.

De acuerdo con el funcionario del total de actividades ilícitas relacionado con grupos criminales 72% ocurren en municipios de Benito Juárez, Solidaridad, Tulum, Lázaro Cárdenas, Isla Mujeres, Cozumel y Puerto Morelos, mientras que 28% de los delitos provienen del sur del estado como son Felipe Carrillo Puerto, José María Morelos y Othón P. Blanco.

Pech Cen sostuvo que las detenciones de integrantes de grupos criminales son un golpe fuerte a la delincuencia desarrolladas por la Fiscalía Especializada de Atención de Delitos contra la Salud, sin embargo, estarán preparados, ya que al ser detenidos, también se espera reacomodos de los mismos grupos criminales.

Sobre el incremento de la violencia para la ejecución de los homicidios opinó que es utilizado por los grupos criminales como una técnica para desviar la investigación a las autoridades, al copiar prácticas de violencia en el modelo de ejecución de estados del centro y el norte del país.

"A veces los mismos grupos delictivos tratan de desviar la investigación copiando estos modelos de ejecución (violencia) de otros grupos criminales. Porque el primer parámetro de investigación es la forma en que murió la persona bajo ciertas circunstancias, así podemos identificar otro tipo de grupos que no existen comprobados como pudieran ser los que existen en Guerrero, Tamaulipas, puede ser que alguien haya sido importado de otro lugar para trabajar a ese grupo o dejo de pertenecer a un grupo delictivo y que ahí está encontrando nuevos grupos puede darse no es imposible, sino al contrario nos tiene que obligar a una investigación", dijo el Fiscal de Quintana Roo.

Los grupos criminales que reconoce el gobierno de QRoo

En el Plan Estatal de Desarrollo 2016-2022 presentado por el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González en 2017, detalla las problemáticas o la "dinámica criminal" que la entidad enfrenta.

En el reporte oficial del gobierno del estado señala la presencia de carteles, células y bandas criminales locales en Benito Juárez, Solidaridad, Othón P. Blanco, Cozumel y Felipe Carrillo Puerto. Entre las actividades destaca el narcomenudeo, el tráfico de personas, el tráfico de mercancías, el ambulantaje y piratería.

De acuerdo con el Plan de Desarrollo 2016-2022, el Cártel de Sinaloa y el CJNG operan en Cancún y Chetumal y tienen presencia reducida en otros municipios del estado. El mismo informe detalla que el Cártel del Golfo y los Zetas no tiene una estructura clara en la entidad y se encuentran distribuidos en diferentes células afines.

Con información de La Silla Rota

[relativa3]