Xalapa, Ver. - La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) reconoció que elementos navales incurrieron en actos de tortura contra 17 víctimas, entre ellos tres veracruzanos de los municipios de Boca del Río, Córdoba y Coatzacoalcos.

En algunos casos se llegó incluso a la violencia sexual, por ello, la CNDH emitió una recomendación dirigida al Secretario de Marina, Francisco Soberón Sanz. Así como al subrocurador de la Procuraduría General de la República (PGR), Alberto Elias Beltran.

El documento expone que el 22 de agosto de 2011, una de las víctimas circulaba en compañía de otra persona del sexo femenino por una calle de Boca del Río cuando fue detenida en un retén de Marinos, quienes señalaron “que era la persona que estaban buscando” s la y se la llevaron – con los ojos vendados- a las instalaciones de la SEMAR.

[relativa1]

Ahí, le quitaron la blusa, le taparon los ojos, la tiraron al suelo, le jalaron el cabello, y la interrogaron acerca de una persona que desconoce. Además, le quitaron su ropa interior y tocaron sus partes íntimas con la amenaza de que sería violada. Asimismo, la golpearon e intentaron cortarle los dedos.

La victima señala que fue amenazada para auto incriminarse en un delito de secuestro, con el apercibimiento que de no hacerlo “matarían a sus familiares”.

Para el caso de Córdoba, la persona agraviada señala que el 12 de diciembre de 2011, mientras se encontraba en su lugar de trabajo, “durmiendo adentro de la caja de un camión”, escuchó los gritos de unos navales que le indicaron que se bajara y se tirara boca abajo. Comenzaron a golpearlo y le advirtieron que si no cooperaba lo mataría”. Los golpes continuaron hasta que la víctima perdió el conocimiento.

[relativa2]

Señaló que lo trasladaron en u helicóptero y le indicaron que si se resistía lo aventarían del helicóptero, además, el agraviado debía aceptar que era parte de una banda criminal; posteriormente al llegar a las instalaciones de la SEMAR, le aventaron agua fría y le dieron toques eléctricos en todo el cuerpo –incluso en los testículos- hasta que perdió nuevamente el conocimiento.

La víctima señaló que fue llevado a la Ciudad de México para ser puesto a disposición de la SEIDO, donde fue retenido por 24 horas.

Por otro lado, la victima de Coatzacoalcos, señaló que el 28 de noviembre de 2012, mientras estaba en casa de su amigo ingresaron al domicilio y preguntaron por armas y droga, lo sacaron d la casa, le bajaron el pantalón y golpearon con una tabla hasta en 15 ocasiones.

[relativa3]

Posteriormente, se lo llevaron del sitio y continuaron con los golpes y los actos de tortura. Lo tuvieron retenido y durante tres días fue inyectado en los glúteos, fue alimentado con atún y le dieron ropa de mujer ordenándole que se la pusiera y bailara, de no hacerlo seguirían los golpes.

Posteriormente fue puesto a disposición de la PGR en Coatzacoalcos donde estuvo retenido por 191 horas con 15 minutos.

Como responsables de los tres hechos fueron señalado 10 marinos, aunado a ello, en la recomendación publicada el 31 de agosto, señalan que se registraron actos similares en Coahuila, Nuevo León, Sinaloa y Zacatecas.