PUEBLA (La Silla Rota). - Tras el operativo que autoridades federales implementaron la madrugada del 2 de octubre en Palmarito Tochapan, junta auxiliar de Quecholac, para buscar presuntamente al líder huachicolero "El Bukanas", la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla abrió una carpeta, debido a que habitantes de la zona denunciaron nuevamente excesos por parte de los uniformados.

Ayer trascendió que iban tras "El Toñín", líder huachicolero del Triángulo Rojo donde se ubica Quecholac y quien a decir del edil electo José Alejandro Martínez Fuentes, es su primo, no su hermano.

Sin embargo, este día versiones extraoficiales indican que el operativo era para capturar a Roberto de Los Santos de Jesús, alias "El Bukanas", por quien el gobierno de Veracruz ofreció hasta cinco millones de pesos de recompensa a quien entregue información que facilite la captura del líder huachicolero con presencia en el Triángulo Rojo.

"El Bukanas" ha sido ligado a Los Zetas y le disputa la zona a "El Toñín". Las autoridades federales y estatales detectaron su base de operaciones en los límites de Puebla y Veracruz.

En varias ocasiones han intentado capturarlo sin tener éxito. Incluso, lo acusan de ser el presunto responsable de la ejecución de tres agentes de la Fiscalía Especializada de Investigación en Delitos de Alto Impacto (FISDAI) - Oscar Tecuapacho, Luis Falcón y Manuel Santos-, secuestrar personas, ordeñar ductos, distribuir hidrocarburo robado y cobrar derecho de piso.

La CDH Puebla, presidida por Adolfo López Badillo, dio a conocer que inició de oficio la queja en el expediente 5839/2018.

Personal de la Comisión se constituyó en el lugar de los hechos para realizar las diligencias necesarias y para solicitar informes a las autoridades involucradas, las cuales, al ser del ámbito federal, obligan que la queja sea turnada a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para que sea la instancia que investigue y resuelva.

A las personas que fueron agredidas, Derechos Humanos les tomó su queja y ofreció atención médica, psicológica y asesoría jurídica.

El pasado 2 de octubre, de acuerdo con la grabación que subió a redes sociales el presidente municipal electo de Quecholac, a una mujer que pasaba por la zona, le dispararon los uniformados y a su vecino de junto, al entrar a su casa, lo amarraron y le robaron su dinero.

La entrada de las fuerzas federales provocó la inconformidad de la población, que optó por quemar llantas y cerrar la autopista Puebla-Orizaba para exigir respeten sus derechos, luego de que en mayo del año pasado, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos dictaminara que el Ejército Mexicano ejecutó personas, sembró armas e hizo detenciones arbitrarias cuando estuvo por primera ocasión en Palmarito Tochapan.