SHARENNI GUZMÁN | LA SILLA ROTA

Las consultas promovidas por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) son para fortalecer la base de Morena y aumentar su popularidad, pero no para ejercer la democracia participativa, coincidieron especialistas en temas políticos. 

Este 24 y 25 de noviembre, el gobierno electo de Andrés Manuel López Obrador, organizará a través de la Fundación Arturo Rosenblueth, la segunda consulta nacional sobre 10 programas prioritarios. Se aplicará en 538 municipios del país y se instalarán mil 100 casillas.

Los temas a consultar son la construcción del Tren Maya en la península de Yucatán; desarrollar el Istmo de Tehuantepec; una refinería en dos bocas, Tabasco; programa Sembrando Vida; aumento de pensión a los adultos mayores; jóvenes Construyendo el Futuro; becas a estudiantes de nivel medio superior; pensión a un millón de personas con discapacidad; atención médica y acceso a internet en todo el país.

[relativa1]

En la primera consulta, donde se preguntó sobre el futuro del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, el 69.95% votó por la opción de Santa Lucía, mientras que Texcoco obtuvo el 29 por ciento.

El analista político, Luis Farías Mackey, consideró que a estos ejercicios promovidos por López Obrador no se les debe de llamar consulta, no cumplen con los términos metodológicos, científicos y políticos que se consideran.   

"El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador es un movilizador nato, mas que un gobernante o un político. Es alguien que nació para movilizar. Lo que está haciendo es una movilización de sus bases para mantenerlas aceitadas. Las consultas son excusas para seguir movilizando a sus bases".

Desde la primera consulta sobre el NAIM, especialistas y opositores destacaron las fallas metodológicas como la integración de las mesas de recepción, su ubicación, el número de papeletas y la falta de cualquier garantía, comentó Faría Mackey.

"Si vemos las preguntas, nadie dirá que no. En realidad es una movilización, disfrazada por consulta. Lo que me preocupa es que van a reformar la Ley de Consulta Popular para hacerla a imagen y semejanzas de estos ejercicios".

Comentó que ahora que no son gobierno podrían violar o no respetar la ley, sin embargo en el momento que el tabasqueño tome posesión y si quiere hacer una consulta, estaría obligado a hacerlo conforme a la normatividad vigente.

"A partir del 1 de diciembre si piensan hacer este tipo de ejercicios, tendrán que apegarse a la ley vigente o bien modificarla. Preocupa que los cambios que hagan nos lleven a este tipo de simulacros que en realidad no son consultas".

Agregó que Morena o el próximo gobierno lo que busca es legitimar este tipo de consultas, aunque se exprese menos del 1 por ciento del padrón electoral con el argumento de la democracia participativa.

[relativa2]

Se prevé que López Obrador quiera legitimar este método para gobernar y decir que cumple la voluntad popular. "Cuando en el fondo metodológicamente no se puede considerar ni consulta ni ejercicio democrático".

El especialista señaló que lo que se observó con la primera consulta es que aumentó su popularidad. "Lo cual nos dice que no busca consultar al pueblo".

En tanto, el analista y consultor político, Fernando Dworak coincidió que este segundo ejercicio no está dentro de los parámetros de la democracia y señaló que debe de ser un complemento para gobernar, no un sustituto.

"No hay condiciones para considerar que el uso de las consultas por el gobierno electo sean democráticas y vinculantes. No están legitimadas".

Advirtió que el tema de las consultas para López Obrador podría ser una excusa para el autoritarismo. En torno a estos ejercicios el próximo presidente debería entender que el "pueblo no es ignorante, se debe de abrir el debate, establecer las preguntas correctas y se requiere una estructura clara".

Al igual que Farías, el investigador en temas políticos y legislativos, recalcó que estos ejercicios son defendidos por los seguidores de López Obrador y que funcionan para generar base.

¿QUÉ OPINAN LAS REDES SOCIALES?

Personajes de la política, así como investigadores y especialistas han manifestado su rechazo a la forma de consultar a la ciudadanía por parte del presidente electo, quien cuando fue jefe de gobierno ya utilizaba estos ejercicios.

CIUDADANOS TIENEN OPINIÓN FAVORABLE SOBRE CONSULTA: GCE

A un día que inicie la segunda consulta, el Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE) dio a conocer una encuesta que da seguimiento a diversos temas de la transición de gobierno, como lo son consultas ciudadanas, la amnistía, la Guardia Nacional y la visita de Nicolás Maduro a México.

En el estudio también destaca que un 74 por ciento está de acuerdo en realizar una consulta ciudadana que decida si se debe juzgar a funcionarios públicos, incluidos expresidentes, que hayan cometido actos de corrupción.

En relación a la consulta de este fin de semana sobre los 10 programas prioritarios para el gobierno de López Obrador, alcanza una opinión favorable de entre 78 y 97 por ciento en los 10 temas a discusión. Mientras que el 72 por ciento está de acuerdo con dicha consulta.

[relativa3]