Xalapa, Ver. -  Cafeticultores se quejaron de la intención del gobierno federal de subsidiar la producción de café robusta, que permitirá a la empresa Nestlé instalar una nueva planta en Veracruz, pues eso representa una competencia desleal para los productores locales, y desplomaría el precio del arábigo.

El asesor general de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras, Fernando Celis Callejas, relató que en este momento ya hay una sobreproducción del aromático a nivel mundial, y el anuncio de que se dará paso al café robusta, que usan para Nescafé, va a generar un desplome en los precios internacionales.

Acompañado de cafeticultores de la región se manifestó en la plaza Lerdo, ahí rechazó  la aprobación del presupuesto federal, al señalar que se planea un leve incremento al programa de la cafeticultora pero el dinero se destinará para apoyar la siembre del café que requiere la empresa trasnacional.

[relativa1]

Detalló que Nestlé usa el café robusta para la producción del Nescafé y ese producto lo exporta de Vietnam; el gobierno federal apoyará un programa de siembra de 150 mil hectáreas a nivel nacional, de ese 80 mil estarían en Veracruz, pues esa siembra no es rentable ni para la empresa, ni para los locales.

Cuestionó el hecho de que el gobierno esté impulsando un proyecto, para beneficiar a la trasnacional, cuando los cafeticultores registrarán graves pérdidas.

A nivel nacional se producen 4.5 millones de costales de café, de ese total 250 mil toneladas son robusta, “ese café tiene un precio tan bajo que la mayoría de los productores no quieren (…) sí es tan grande el negocio que la Nestlé pague el costo, porqué quieren que el gobierno subsidie.

“Quieren desplazar el café mexicano, eso es un error del gobierno federal y estatal, engancharse con el proyecto de la Nestlé”, reprochó el productor quien pidió una consulta pública para decidir el impulso a una nueva planta en la entidad.

[relativa2]