Xalapa, Ver.- Una familia estadounidense de origen mexicano, denunció la detención arbitraria, robo, tortura y siembra de armas por parte de elementos de la Fuerza Civil de Veracruz en su contra, mientras se disponían a celebrar el fin de año en el municipio de Actopan.

De acuerdo con el padre de familia afectado, Abraham Rosado Zárate, él y los otros seis integrantes de su familia viajaron desde los Estados Unidos hasta la comunidad de Santa Rosa para pasar las fiestas del año nuevo. Cuatro de ellos cuentan con nacionalidad estadounidense.

Arribaron al domicilio de sus familiares, productores de malanga, sin embargo, el día 31 de diciembre alrededor de las 17:50 horas, un grupo de elementos de al Fuerza Civil irrumpió en la vivienda donde se encontraban para, primero, someterlos y despojarlos de sus pertenencias personales.

[relativa1]

Posteriormente, fueron golpeados y cuestionados por dichos elementos de seguridad, quienes exigían se les informara a qué cártel pertenecían, y en dónde guardaban sus armas.

Dos horas más tarde, los policías de la Fuerza Civil les advirtieron que serían detenidos por portación de armas; y además de despojarlos de sus pertenencias personales, les quitaron sus pasaportes y dos camionetas, en las que habían llegado desde los Estados Unidos.

Durante ese tiempo, dos menores de edad también fueron víctimas de los golpes.

Finalmente, los cuatro adultos de la familia fueron puestos a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR), y los menores de edad a la Fiscalía General de Veracruz, donde fueron liberador por órdenes del Fiscal, una vez que se consignaron las huellas de tortura.

Rosado Zárate es originario de la comunidad de Santa Rosa en Actopan, lleva más de 30 años radicando en California, por lo que adquirió la nacionalidad estadounidense; uno de sus hijos logró filmar la entrada de los elementos al domicilio, y antes de que le fuera arrebatado su celular, logró enviarlo a sus contactos.

De acuerdo con el abogado de la familia, los elementos de la Fuerza Civil declararon que la detención se realizó en la carretera, luego de que presuntamente la familia desobedeciera la señal de alto, y atacara con arma de fuego a los uniformados.

[relativa2]

Además, detalló que tras las pruebas de rodizonato a las víctimas, resultaron negativos de plomo y bario; además, las supuestas armas que portaban nunca fueron encontradas, y una de las camionetas propiedad de la familia, está desaparecida.

Por ello, se solicitó la intervención de Derechos Humanos, y se documente la violación de la que fueron víctimas en suelo mexicano; la embajada ya fue notificada.

La familia fue liberada durante la madrugada de este jueves 3 de enero; dentro de la carpeta de investigación FED/VER/XLPA/0000001/2019, se determinó que no hallaron pruebas de responsabilidad de los detenidos.

[relativa3]