Xalapa, Ver.-Durante este viernes se registraron una decena de accidentes viales en la carretera Xalapa-Coatepec, vía que el Órgano de Fiscalización Superior del Estado (ORFIS) consideró como peligrosa.

Dicha carretera fue reinaugurada con concreto hidráulico durante el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares el pasado mes de febrero de 2018, sin embargo se han hecho comunes los percances viales, sobre todo cuando hay lluvia.

Elio Hernández Gutiérrez, actual titular de la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP) de la administración de Cuitláhuac García Jiménez, aseguró a finales de 2018 que se realizará una auditoría a esta y otras obras del gobierno anterior.

No obstante, no se han hecho públicas acciones del actual gobierno para prevenir los accidentes en esta carretera que ya ha registrado víctimas mortales.

Cabe recordar que el ORFIS, a cargo de Lorenzo Antonio Portilla Vásquez, determinó en una auditoría técnica dentro del Informe de las Cuentas Públicas 2017 que el bulevar presenta condiciones peligrosas para los automovilistas.

[relativa1]

Se señaló que la reconstrucción se hizo sin replantear los parámetros originales de la vía; tampoco se realizaron adecuaciones a su trazo, de ahí que lo recomendable es corregir las inconsistencias.

El ORFIS determinó que la carretera tiene escurrimientos de agua naturales que cruzan esta vía que carece de cunetas o elementos de desagüe.

El proyecto de reparación fue llevado a cabo por el ex titular de la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública (SIOP) y actual senador del PAN, Julen Rementería del Puerto.

Durante el gobierno anterior tanto Yunes Linares como Rementería del Puerto responsabilizaron a los ciudadanos de los accidentes asegurando que la obra estaba bien hecha.

[relativa2]

El ORFIS alerta que en lluvias los vehículos "acuaplanean" debido a que no se hicieron las obras adecuadas para filtrar y escurrir el agua y se debieron haber hecho correcciones a las curvas de Los Arenales y el puente del Río Sordo.

"Sucede que la carretera tiene escurrimientos de agua naturales, que cruzan de lado a lado de la carretera y no en todo lo largo de la carretera se cuenta con cunetas o elementos de desagüe que recolecten estos escurrimientos antes de que crucen por encima de la carpeta.

“Estos escurrimientos crean efectos de ‘acuaplaneo’ provocando una condición insegura y de peligro para los conductores, al aumentar la lluvia, aumentan los escurrimientos y aumenta el riesgo que aunado a la velocidad inmoderada y a la corta distancia entre autos dará como resultado más accidentes en la autopista", establece el reporte.

Entre sus recomendaciones el órgano insta al gobierno estatal a reforzar los elementos de seguridad con barras metálicas y dispositivos y generar cultura vial para que se respete el límite de velocidad de 60 km/hr, con reducciones a 40 km/hr en las zonas de transición de vía rápida a vialidad urbana.

[relativa3]