En Australia el caso de Tayla Harris desató la polémica. Un canal de televisión del país oceánico difundió una imagen de la deportista a través de su cuenta de Facebook que generó decenas de comentarios sexistas y la propia futbolista lo catalogo como "abuso sexual en redes sociales".


De acuerdo a Infobae, desde Channel Seven tomaron la decisión de eliminar el posteo tras los cientos de comentarios ofensivos que recibió la jugadora de futbol australiano (deporte con rasgos del rugby), aunque más tarde revirtió la decisión, republicó la fotografía y adjuntó disculpas.
[relativa1]
Harris de 21 años, que también es boxeadora profesional se refirió a este caso como un "abuso sexual en redes sociales". Además, tildó de homófobos a los usuarios que la agraviaron por la pose en la que fue capturada, con su pierna derecha a lo alto después de haber rematado el balón.

"Eran comentarios repulsivos de contenido sexual", declaró la jugadora del Carlton Football Club de Melbourne. Aseguró haberse sentido incomoda leyéndolos y exigió que se tomen cartas en el asunto. "Me parece bien que comenten y critiquen mi futbol, pero fueron comentarios muy inapropiados, comentarios que mi familia leerá".
[relativa2]
Ante esto, Tayla Harris decidió publicar y fijar la imagen en su cuenta oficial de Twitter con un fuerte mensaje: "Aquí una foto mía trabajando... Piensen en ello antes de sus comentarios despectivos, animales".

Sin embargo, no todos fueron comentarios negativos, la deportista también tuvo mucho apoyo de fanáticos, incluso un seguir fue entrevistado por el canal Sunrise: llevó la imagen de Tayla Harris a su tatuador y la inmortalizó en su brazo derecho.
[relativa3]