Boca del Río, Ver.- El 19 de febrero, una llamada al 911 sorprendió a la operadora, el conductor de un taxi en la ciudad de Veracruz reportaba que lo habían asaltado y privado de la libertad unos minutos; los autores señalados eran un sujeto, una mujer y una niña de 4 años que llevaban en brazos.

Desde entonces, otros tres trabajadores del volante han denunciado atracos de esa banda delictiva que usa a la menor como señuelo, para que las víctimas no sospechen cuando los abordan.

La presunta responsable fue detenida el 14 de abril, por elementos de la Policía Naval, luego que un taxista la señalara de intentar robarle junto a otros dos hombres que lograron huir.

Tal y como lo describieron en casos anteriores, la mujer tenía una niña en brazos y se identificó como Lizbeth, de 24 años de edad, sin oficio.

[relativa1]

Algunos de sus vecinos, que fueron contactos por redes sociales, y que pidieron el anonimato por temor a represarías, aseguran que la joven era ama de casa, sin problemas legales. La describieron como una buena madre.

Sin embargo, sus amistades sospechan que inició el consumo de drogas junto a su nueva pareja sentimental lo que la habría llevado a delinquir.

Las autoridades, según los reportes que tienen, sospechan que ella es la misma mujer que ha usando a su hija como escudo asaltó en menos de un mes a otros tres taxistas en calles del centro jarocho.
[relativa2]
Incluso, el reporte que tuvieron el 19 de febrero relata que la víctima fue privada de la libertad en un hotel cercano a la avenida Allende, de donde logró escapar para pedir auxilio a una tienda ubicada a pocos metros.

La noche de su detención, Libeth llevaba a la pequeña, no quería soltarla hasta que personal del Sistema DIF Municipal llegó por ella para ponerla a resguardo en el albergue, en lo que la Procuraduría de la Defensa del Menor define su situación.

Ella fue llevaba a los separos de la comandancia de Playa Linda en el norte de la ciudad de Veracruz, en donde enfrentará los procesos que deriven de su proceder o que obtenga su libertad si no hay pruebas en su contra.

Los sujetos que la acompañaban en su andar delictivo escaparon y por ahora no se sabe nada de su identidad o su paradero.

[relativa3]